sábado, 28 de diciembre de 2019

De barrera a barrera

Juan Antonio Rubiales, JOCAEX.
Hoy entrevistamos a Juan Antonio Rubiales, presidente de JOCAEX.

TC. Muy buenas Juan Antonio, cuéntanos de ti. ¿De dónde eres?

JAR. Soy extremeño de pura cepa, de un pueblo al sur de Extremadura lindando con las estribaciones de sierra morena, llamado Llerena.


TC. ¿De dónde te viene tu pasión por la caza?

JAR. Mi pasión por la caza me viene desde pequeñito, de siempre en mi casa ha habido temas de caza y en mi familia en general también, ya que mis abuelos han sido cazadores y mis tíos y padre también. De pequeño con tan solo cinco o seis años ya iba con mi abuelo Manolo a puesto fijo o con mi padre a los zorzales.


TC. ¿Cuál es la modalidad que más te gusta?

JAR. La modalidad que más me gusta en estos momentos es la caza con rehala en montería, aunque me gustan todas y cada una de las diferentes modalidades de caza exceptuando la perdiz con reclamo, ya que nunca la he realizado. Cada modalidad te da unas emociones y unas sensaciones indescriptibles, cada lance es totalmente distinto e inigualable.


TC. Eres el actual presidente de JOCAEX. ¿Cómo es tu día a día en la Asociación?

JAR. Mi día a día en la Asociación no es otro que movernos y luchar por lo que más nos gusta e intentar lidiar cada minuto con esos detractores que quieren que la caza desaparezca, pero aquí estamos nosotros para que esto no ocurra, luchando día a día, la verdad que tenemos un grupo bastante bueno en la directiva, en la cual aportamos todo lo que podemos y trabajamos bastante bien, estoy orgulloso de mi equipo, en el que nadie es más que nadie y todos remamos en la misma dirección.


TC .¿Qué actuaciones lleváis a cabo desde JOCAEX?

JAR. Desde JOCAEX llevamos diferentes actuaciones, siempre por el bien de nuestro sector, vamos a diferentes ferias de caza, realizamos talleres con niños y niñas (recuerdo que nuestra Asociación cuenta con más de 800 socios, con una edad comprendida entre los 14 y los 30 años). En las RRSS nos movemos bastante bien gracias a Guadalupe, apoyando siempre a compañeros que se encuentren en problemas, actualizando datos, dando información necesaria...
El pasado nueve de marzo tuvimos la tradicional tirada-convivencia. Llevamos con esta iniciativa tres años y la verdad, que tiene bastante buena aceptación, la gente sale muy contenta de ellas, ya no por la cantidad de caza que se abate, sino por la convivencia que luego realizamos con una cena para que todos los asistentes debatan sobre la jornada de caza y sobre todo sobre las diferentes modalidades de caza en toda la geografía extremeña. A esta tirada viene gente de todos los lugares de Extremadura, desde Hervás al norte de Cáceres, hasta de Oliva de la Frontera, al sur de Badajoz.
También una de nuestras paradas es una prueba de trabajo de podencos a diente que llevamos realizando dos años consecutivos, la cual reúne a bastante podenqueros de las diferentes zonas.
También es verdad que cuando más activos estamos es cuando NO estamos en época de veda.


TC. ¿Qué incidencia tiene el sector cinegético en Extremadura?

JAR. En Extremadura es brutal, tanto directa como indirectamente. Genera un total de 385 millones de euros anuales, ya sea por el sector cárnico, licencias, permisos, armas, munición, ropa, hostelería, catering, gasolineras, puestos… Aunque también sin centrarnos en el tema económico podemos ver como una buena gestión de la caza evita enfermedades, como por ejemplo la tuberculosis, o al menos la mantiene más controlada o simplemente el hecho de restarle animales a una finca por la que cruce una carretera disminuya el número de accidentes de tráfico.


TC. Nos relatas brevemente ese lance o vivencia cinegética que más te haya marcado.

JAR. Hará cuatro años monteábamos la finca “Osa bastiana”, empezamos a batir la mancha y de repente los perros dan con los guarros en una preciosa umbría, a más de 500 metros consiguen parar al jabalí y sucede el agarre, había puestos cerca y el jabalí chillaba, intuíamos que era una cochina y que algún puesto iría a su remate, pero al cabo de los 10 minutos ahí seguían los perros con el jabalí. Me decido a acercarme al lugar, mi sorpresa fue al llegar al agarre que un puesto estaba justo a 15 metro del lugar, llego al agarre y veo un gran macareno que solo tenía 5 perros para poder pararlo, a continuación lo pincho y me echo hacia atrás, ya que el guarro se revolvió hacia mí y no tenía la suficiente fuerza de perros para sujetarlo, pues ninguno de estos perros era de agarre, acto seguido el hombre del puesto que viene detrás de mi pincha al jabalí en su parte trasera y yo me tiro encima para rematarlo y dar fin al agarre. Me da la enhorabuena y se marcha a su puesto.
Llegan amigos rehaleros y nos hacemos fotos con el jabalí y les cuento como paso todo, seguimos con la marcha y acabamos la montería, aún nos faltaban perros por llegar al carro y nos quedamos esperándolos así que le digo a un amigo que se encontraba en la junta que le eche un ojo al guarro y que el veterinario fuese haciéndole los papeles para ir agilizando y marchar de la finca cuanto antes. Mi sorpresa es cuando llego a la junta y el hombre del puesto dice que el guarro tenía un tiro pegado y que era suyo, el jabalí no tenía rasguño alguno cuando nos hicimos la foto y de repente le sale un tiro en todo el codillo. El orgánico actúa de oficio y la orgánica se queda la boca del jabalí, pero bueno, yo me quedo con la faena que hicieron mis perros y en mi memoria esta mi primer gran jabalí rematado a cuchillo, de hecho tengo una réplica en casa de esa boca.


TC. En la actualidad se tilda a la caza de no estar dentro de los gustos de los más jóvenes. ¿Cuál sería tu alegato? 

JAR. Creo que la caza está de nuevo entrándole el gusanillo a los más jóvenes, en mi caso ,por suerte, me muevo por muchas zonas de Extremadura, tanto como con el fútbol como con la caza, y al entablar conversaciones con mis rivales o simplemente con observar o escuchar en las juntas de las monterías, cada vez somos más los jóvenes que se ven o que se interesan por monterías, ganchos o batidas, ya sea de caza mayor o de caza menor. De todas formas para eso existen asociaciones como JOCAEX, JOCAN, JOCAMA... que luchamos para que este bonito deporte llegue a los más pequeños e inculcarles unos valores que quizás en sus casas sentados delante de un ordenador o de una Play station nunca podrían experimentar o simplemente saber que están ahí.


TC. ¿Qué futuro crees que le depara a la caza?

JAR. Ahora mismo la verdad que me encuentro en parte bastante decepcionado con la cantidad de accidentes que estamos teniendo o que últimamente salen a la luz. Desde las diferentes asociaciones hemos realizado una iniciativa de seguridad en la caza en la cual directivos, socios o gente relacionada con este mundo nos manda o mandamos vídeos dando algunos consejos para evitar de la mayor forma posible que estos accidentes ocurran.
En cuanto a la caza en general es verdad que no pasa por su mejor momento debido en muchos lugares a las enfermedades o la predación. Debemos estar todos unidos y remar en la misma dirección. Cuidar, respetar y sentir el trabajo que realizamos por nuestros animales, teniendo una buena gestión de cotos, teniendo mucha mucha prudencia en las RRSS, no tirarnos piedras en nuestro propio tejado, ayudándonos en todo lo posible concienciando a la gente que esto no es solo matar, que el disparo es lo de menos, que antes de eso tenemos mucho trabajo por delante.


Juan Antonio Rubiales, JOCAEX para www.territoriocinegetico.com








Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

viernes, 27 de diciembre de 2019

Plato

Suprema de lubina en flor de calabacín.
Francisco Martínez, chef del Grupo Oter, nos deleita con su receta cinegética del mes de diciembre.

Ingredientes:

- 1 lubina
- Sal y pimienta
- 150g de calabacín
- Romero
- Aceite
- Mantequilla
- 2 limones



Preparación:

- Limpiamos la lubina y sacamos los lomos quitando las espina central
- Cortamos el calabacín muy fino
- Colocamos en escama encima de los lomos
- Salpimentamos y añadimos un chorrito de aceite y romero
- Cocemos al vapor 12 minutos
- Acompañamos con una salsa Menier
- Mantequilla, caldo de lubina y limón










Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

jueves, 26 de diciembre de 2019

Cazando con Cayetano

Cazando con hurón al conejo


Suscríbete a nuestro canal YouTube:





Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra tienda en www.territoriocinegetico.com

domingo, 22 de diciembre de 2019

Graba TC

Sección de vídeos cinegéticos proporcionados por seguidores de la web.
Envía tus vídeos a territoriocinegetico@gmail.com
 Lance a conejo



Paloma al paso

viernes, 20 de diciembre de 2019

Sala de trofeos

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com

Preciosa foto de Raquel del Amo

A los zorzales con Francisco Javier Arjona
Rehalero Juan García

 
Buena boca de José Mari

Foto de José Bernabé

De pesca con Pablo Lázaro

Muflón día después de su pisteo

jueves, 19 de diciembre de 2019

Canes, por Rehalas León

El podenco andaluz.

¿Habéis hablado alguna vez con un amante de los perros que no haya tenido un podenco? Es difícil, ya que el amplio abanico de razas ibéricas, nos permite elegir, adecuadamente, el tipo de perro que mejor se adapte a nuestra modalidad y al terreno a batir.

Son tantas las virtudes de cada raza que englobar todas en un solo artículo sería una locura, por lo que dedicaremos este mes para hablar sobre el podenco andaluz.

Al referirnos al podenco andaluz hablamos de un perro rústico, polivalente, empleado para una gran cantidad de modalidades, tanto de caza menor como mayor.
Podemos distinguir tres tallas, grande, mediana y chica, cada una con diferente función. Las de menor tamaño serán las idóneas para la caza menor, mientras que la talla grande tendrá su principal cometido dentro de la rehala o como "quitaores" para los galgos.

Como propietario de una treintena de podencos andaluces y como amante de esta raza, quería resaltar algunas características en las que fijo mi criterio para seleccionar los ejemplares que conformarán mi rehala. Cuando realizo una monta intento contrastar tanto la morfología como la aptitudes cinegéticas de los padres, cruzando perros buscadores, con dicha y valientes, además me decanto por aquellos cachorros con la trufa y los ojos claros, y de capa predominantemente blanca o berrenda.

Atendiendo al estándar de la RSCE, el tamaño para los machos será entre 54 y 64 centímetros a la cruz, y entre 53 y 61 el de las hembras. Éste es un tema que genera polémica y que detallaremos más adelante en otro post, ya que la media de los ejemplares actuales superan lo permitido en el estándar, por lo que los propietarios piden una modificación del mismo. Las orejas no han de ser excesivamente grandes aún teniendo una amplia base y el rabo debe ser corto, "alacranado", no siendo válidos los ejemplares con el rabo "enroscado".

Córdoba ha sido la cuna de grandes rehalas de podencos, aunque en la actualidad existen buenos aficionados por todo el territorio nacional, cada uno trabajando sobre una línea y es que sobre gustos los colores, ya que lo que verdaderamente importa es que se entreguen en cada jornada, regalándonos multitud de lances para el recuerdo. 

¡Felices fiestas podenqueros!









Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

martes, 17 de diciembre de 2019

Tiempos de caza, con Nuria Díaz

LA MUJER EN LA CAZA.


Desde que el mundo existe, la caza ha sido una herramienta de subsistencia para el ser humano, por supuesto, sin distinción de género. Hace miles de años, no se paraba a pensar las diferencias entre un hombre o una mujer, todos necesitaban este instrumento para poder desarrollarse. A pesar de las diferencias fisiológicas, lo que supone que los hombres siempre han sido más fuertes, las mujeres, por igual han ejercido esta actividad desde tiempos inmemorables.



Hoy en día, en pleno siglo XXI, somos muchas las mujeres que practicamos la caza. Pero también son muchas las trabas que nos impone la sociedad. Empezando por la cantidad de críticas que recibimos a diario por el simple hecho de ser mujer y cazadora. ¿Qué problema hay? ¿Por qué soy menos que un hombre y cazador? 

Hasta hoy mismo me llueven los mensajes plenos de insultos y amenazas graves, provenientes de ignorantes que no tienen ni idea de la vida. ¡Debemos hacer algo!


Practicar la caza de por sí, está mal visto ante gran parte de la población. Pero resulta bastante curioso que esas críticas vengan de mujeres hacia mujeres. Irónico, ¿no? Hablan de igualdad, sin embargo, no la conocen. Por esto, es nuestra obligación defender esta actividad como el último de nuestros legados y distinguir que la caza no conoce de géneros. No basta con poner nuestras caras en las redes, sino evitar que nuestros mensajes se distorsionen en muchas ocasiones y reflejemos la verdadera cara de la actividad cinegética, desde lo necesaria qué es hasta el punto ético de esta.

Lucho a diario por la integración de las mujeres en este mundo para no tener que recibir el acoso constante ante un derecho que tenemos y que hemos decidido ejercer. Me he rodeado de hombres desde que tengo uso de razón, pues desde pequeña he salido al campo a cazar y la mayoría de las veces era yo la única chica. Nunca me ha sido un problema, todo lo contrario, me aceptaron como uno más y se alegraban de que yo estuviera ahí. Me han enseñado a amar la naturaleza, a los animales y a conocerme a mí misma. Y esta es la vida que quiero y por la que voy a luchar. 

Actualmente y gracias a Dios, cada día es más inusual no encontrar figuras femeninas en una jornada de caza. Casi me atrevo a decir, que alguna vez nos igualamos en cuanto al número de mujeres y hombres en cualquier cacería. Para mí es una alegría enorme compartir jornadas con mis compañeras al igual que con ellos y ser partícipe en redes sociales de comunicar la importancia del papel de la mujer en la caza. 

La actividad cinegética, no se trata de un hobby de hombres como muchos piensan. Debemos aprender a no tener miedo por hacer lo que nos gusta. Vivir un estilo de vida diferente, no debería influir a compartir experiencias cinegéticas con nuestros familiares, parejas o amigos. ¿Por qué no ser nosotras quién enseñemos al resto del mundo a amar el campo? Hacer ver a todos aquellos que ignoran por completo la naturaleza, que el cazador es el mayor amante de los animales.

Me alegra ver noticias a diario, del incremento de licencias de caza pertenecientes a mujeres durante los últimos años, aunque es un proceso lento, estamos consiguiendo quitarnos ese tabú. Una de las cosas más bonitas que he podido experimentar, es ver que ya no soy la excepción entre un grupo de cazadores, sino que soy una compañera más entre un gran número de cazadoras. 

Lamento decir que aún queda mucho por hacer y trabajar en cuanto a este tema, pero resurjo diciendo que la mujer tiene mucho que aportar en el sector cinegético. No debemos tener miedo, ni permitir que nadie nos hunda, sino normalizar algo que es normal. Apoyarnos en el colectivo, disfrutar cada salida al campo por breve que sea, inculcar estos valores a nuestra descendencia, ser felices sin escuchar prejuicios, porque si algo tengo claro, es que a esta vida se viene a ser feliz. Y yo soy feliz siendo mujer cazadora. ¿Y tú?


Nuria Díaz para www.territoriocinegetico.com









Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

lunes, 16 de diciembre de 2019

Galería viva

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com

Perro de montería


Naturaleza en estado vivo

Día de lluvia


Monteando con Neus Hernández

Foto de José Miguel Martín

Salva Hoyos y sus galgos


Podenco de Javi Calonge

Patricia Sierra y su galgo

viernes, 13 de diciembre de 2019

La picada, por Iberpesca

Invierno en Cijara.

Llega el invierno a las aguas de el embalse de Cijara.

En este caso, nos trasladamos el pasado puente de diciembre,en busca de los black bass cijareños.

Sabíamos que las jornadas se presentaban difíciles, con pocas capturas, y que las que consiguiéramos serían de buen tamaño. Así fue.

El primer día comenzamos pescando en superficie, como marcaba el patrón. Aguas someras, 5 grados fuera y 14 en el agua, para buscar pequeños bancos de alburnos fuimos observando los ataques a superficie, sin tener resultado, ni siquiera un ataque.

Pasada la mañana, ya en torno a las 11, decidí cambiar de patrón, buscando las orillas con jerkbaits duros y blandos hasta los 7 o 8 metros, aunque tampoco dimos con la tecla. Más tarde, me decanté por patrón que venía pensando varias semanas atrás. Pesca al Texas y con Jig en zonas de piedra. Efectivamente, el segundo lance con Jig en la piedra sumergida, donde se posa el pez a la espera de los cangrejos. Conseguí nuestra primera captura, un precioso pez de más de 2 Kilos. Una lucha infernal ya que se metió debajo del barco y me costó sacarlo.

Ese fue el patrón que seguí durante todo el día, logrando otra captura de similar tamaño, no pudiendo sacar ninguna más.

Nos quedamos con el buen ambiente que se respira en Cijara, precioso embalse, gentes encantadoras y, sobre todo, sensacionales peces.

Próxima parada... Guadalmena, Jaén.

Un saludo a todos, y buena pesca 




Kike Cortés de Iberpesca para www.territoriocinegetico.com







Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

jueves, 12 de diciembre de 2019

Solognac, por Bea Alcoya

Zorzales de diciembre.


Diciembre ya está aquí y con él llegamos a la mitad de la temporada cinegética. Una temporada cargada de lances malviceros que no han dejado a nadie indiferente. 

Esta pequeña ave paseriforme que, pese a no ser La Reina, siempre se encuentra presente en todas las jornadas cinegéticas que se precien y de la cual disfrutamos en el campo y sobre todo en la mesa. 

Comenzábamos el año con la sorpresa que dejaba su paso por tierras del norte, y que hemos podido disfrutar todos los españoles, una cantidad notable de ellas entraban en nuestro país, haciendo de los primeros meses de la temporada todo un festín. 

Y pensaréis. ¿Qué tiene que ver todo ésto con Solognac? Pues bien, este año la marca, creo una gama novedosa para la caza de migratorias, es decir, para la caza de nuestra querida torda (como es conocida en algunos lugares del territorio español). Una gama que no deja indiferente a nadie y donde prima ante todo la comodidad, la tecnicidad y por supuesto, la resistencia. 

Por todos es sabido y conocido, que el chaleco de caza es la prenda más importante en el mundo de la caza. ¿Qué es un cazador sin su chaleco? ¿Cuántos de nosotros aprendimos a cazar con aquellos chalecos recios que nos regalaban por nuestra primera comunión? ¿A cuántos de nuestros hijos no le han regalado un minichaleco de cazador cuando todavía no sabia dar sus primeros pasos? El chaleco de caza es la prenda fetiche de este arte tan nuestro y por ello, Solognac ha creado el chaleco 500 en camuflaje marrón, que además de aportar un mimetismo perfecto para la caza de estas aves tan listas, también aporta comodidad, en cualquier clima por su tejido hidrofugo que hace resbalar el agua, además de permitirnos llevar todo tipo de munición, tanta como sea necesaria para la caza de esta ave ya que cuenta con dos amplios bolsillos delanteros. Y es que bien se dice que los detalles marcan la diferencia y si de algo sabe el chaleco 500 es de detalles. 

Además, para que no nos falte de nada contamos con el cinturón 100, también en camuflaje con un morral trasero y bolsillos delanteros con una adaptación altamente sencilla para que el camino hacia unos lances certeros sea cómodo, fácil y fructífero. 

La ropa utilizada en la caza, cada vez se va adaptando más a la tecnicidad que las diferentes modalidades de caza desarrollan. Los cazadores de antaño, no eran tan técnicos como los de ahora, pero sin duda alguna, lo que hace que un día de caza sea recordado en todos los almuerzos a la luz de una buena lumbre, es sin duda la munición. Solognac lanzó este año el cartucho L900 especial zorzal en plomo 8 y 9. Un 29 gramos diseñado exclusivamente para la caza del zorzal, que con su taco de plástico exclusivo de Solognac, garantiza velocidades muy regulares. Además de asegurar una haz adecuada y regular para tiros a media y larga distancia. 

Hasta aquí el articulo de diciembre, despedirme deseándoos a todos unas Felices Navidades y un buen comienzo de año, nos vemos en Enero.

Bea Alcoya para www.territoriocinegetico.com







Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

martes, 10 de diciembre de 2019

Coto abierto

Ibérica de caza.

Hoy conocemos a los asturianos de Ibérica de caza. Siempre al servicio del sector cinegético.

Ibérica de caza es una marca asturiana de nuevo cuño, como tal, que tiene actividad desde el año 2007 en el mundo editorial cinegético aunque no con esa denominación. 

Inicialmente y bajo el nombre CINEGÉTIKA, comenzamos a editar para Asturias, la revista regional RASTRO y MUESTRA con carácter bimestral y dedicada a la caza mayor y menor. Era una publicación con venta mixta entre kioscos y establecimientos colaboradores de Asturias pero cercanos al ambiente cazador. Se llegó a editar en Cantabria cercano su final. Posteriormente, tras la salida de unos 10 números (algo más de dos años) y por diversos conflictos con el director inicial, se dejó la producción de RASTRO Y MUESTRA y se apostó por la caza menor, lanzándose la primera revista nacional exclusiva de caza menor con perro que se presentó en la Feria de Caza de Madrid; se llamaba MUESTRA Y COBRO, y también era bimestral. Fue una publicación exitosa, no exenta de polémicas y múltiples repercusiones en el incipiente campo de las redes sociales y las páginas de caza de internet, especialmente en lo que se refería al apartado de cinofilia y competición, con muy buenos números de venta de ejemplares, pero no pudo sobrevivir a la crisis económica y por tanto publicitaria que se cebó en revistas del sector como, por ejemplo, la mítica Perros de Caza del Grupo V. El último número de MUESTRA Y COBRO fue el 15. 

Por aquellos entonces la empresa, utilizaba la marca CINEGÉTIKA también para editar por encargo las revistas de algunos de los principales clubes de perros de caza menor como el SETTER CLUB, el CLUB ESPAÑOL DEL EPAGNEUL BRETÓN o la revista oficial del CLUB DE CAZADORES DE BECADA, y se realizaban trabajos de diseño y edición de folletos y catálogos para diversas sociedades cinegéticas. 

En 2009 publicamos la novela cinegética “El Rastro”, una trepidante aventura en torno a la caza mayor y la naturaleza en Asturias. 

Por diversas razones, y no solo por la crisis económica, se cesó en la actividad de edición de revistas durante unos años hasta que finalmente sacamos a la calle la nueva revista LA BECADA PRODIGIOSA, una publicación de temporada (solo la que abarcaba los meses de caza) muy especializada en la caza de la becada con perro, con distribución en la cornisa cantábrica (Lugo, Asturias, Cantabria y País Vasco) y venta exclusiva en armerías a un precio alto que permitía prescindir en cierto modo de la aún malograda perspectiva publicitaria. Tras dos campañas entendimos que estaba todo dicho sobre la sorda y era el momento de plegar velas para volver de nuevo pasado un tiempo prudencial que se va cumpliendo. 

A día de hoy, seguimos produciendo material editorial diverso. El año 2017 publicamos la novela humorística y cinegética al tiempo “Diario de un cazador de becadas” y hemos sido los encargados de realizar la revista oficial del SETTER CLUB DE ESPAÑA 2018, tanto en versión papel como digital interactiva. 

De igual modo ofrecemos servicio de imagen, comunicación y soluciones gráficas a clubes, sociedades cinegéticas, cotos, etc. 

También tenemos un apartado de diseño y venta de ropa de caza, preferentemente para entidades cinegéticas o cuadrillas, etcétera, con mínimo coste y alta calidad bajo la marca SONS OF MOUNTAIN. 

La apuesta de IBÉRICA DE CAZA es ahora dar la oportunidad a que por poco más de 300 euros, cualquier club o sociedad, federación o colectivo cinegético o de aficionados a la pesca fluvial, con bajo presupuesto pueda editar un boletín o una revista digital que permita enlaces a web, enlaces a redes sociales, abrir vídeos, y por supuesto poder ser distribuida universalmente a través de los distintos canales que ofrece internet. Esa revista, será opcionalmente descargable, abrirse mediante enlace simple y si el cliente lo desea se pueden imprimir en papel los ejemplares que desee, desde 10 unidades. 

En IBÉRICA DE CAZA además, les ayudamos a llegar más lejos en difusión a través de nuestras diversas páginas de Facebook: 

-Perros y Monteros 

-Perros y Caza 

-La Becada Prodigiosa 

-Ibérica de Caza 

-Sons of Mountain 

De cara a la próxima temporada estamos preparando el lanzamiento de una publicación digital con el título: CAZANDO EL NORTE, que será el primer producto que vendamos en edición virtual a un precio que rondará la cantidad de 1,00€. 

También está prevista para más adelante una reedición ampliada de “Diario de un cazador de becadas” y “El Rastro II”. 

Ibérica de caza para www.territoriocinegetico.com

  

jueves, 5 de diciembre de 2019

El consejo de Montse

De montería.


¡Saludos compañeros!

Hablar de esta modalidad de caza, es hablar de la modalidad de caza más practicada en España. Como ya sabéis, la mayor parte de monterías son de jabalí, aunque cada vez se celebran más las mixtas, con venados, gamos o muflones. 

La primera vez que monteé, lo hice de acompañante en una finca de Ávila, y no se me olvidará jamás. Aunque he de reconoceros que me costó más engancharme a esta modalidad que a las esperas o a los recechos. 

Como en todas las modalidades de caza, existen algunos factores. El clima, la tranquilidad de la finca, el alimento... que pueden alterar el resultado de una montería. 

Sin duda alguna, a muchos de los que me estáis leyendo os pasa lo que a mí. Estás en el puesto preparado con el rifle en mano y empiezas a escuchar la ladra rompiendo monte, el corazón se te acelera y todos los sentidos se agudizan. Es una de las sensaciones que más atrae de este deporte. Esa adrenalina justo en ese momento que te hace estar alerta ya para el resto de la mañana. 

Para mí, los días de montería son una reunión de amigos, una salida al campo, donde todos nos ayudamos. Al puesto de al lado a seguir el rastro de sangre, al de un poco más arriba a tirar del macareno hasta el camino para que luego puedan sacarlo de la mancha, sin duda, es la caza que más nos une, desconocidos se vuelven amigos, la gente más mayor, que más a monteado te dan sus consejos (a esa gente hay que hacerla caso) y la comida ... Qué decir de la comida después de un día de frío por la zona en la que yo cazo. Esas judías de El Barco, o esa sopa castellana que después de un día de campo te da la vida. 

Pero para que esto sea lo que os digo una salida entre amigos, deben darse una serie de factores muy simples pero al igual de importantes, puesto que la seguridad es lo más importante en este tipo de cacerías, ya que normalmente nos encontramos en el medio de muchas hectáreas de monte en el que el tirar al viso, o tirar a la pieza sin que esta esté perfectamente visible, puede ser una temeridad que paguemos cara. Es de vital importancia nada más llegar a nuestra postura, marcar a los puestos colindantes nuestra posición y colocarnos prendas de colores llamativos (naranja o amarillo). También debemos tener en cuenta la capacidad de que una bala atraviese la res por lo que hay que asegurarse de que la bala se entierra. En el caso de dejar pinchado un jabalí yo lo tengo claro, hasta que no finalice la montería no voy a pistear. Si pasa algún perrero le comentaré el lance por si cobran la pieza y si no fuese así, esperaré a que el postor pase a recoger para indicarle y pistear.

Hace unos años desgraciadamente perdí un amigo en una montería, desde entonces la seguridad para mi siempre es lo primero. 

Es por eso que mi consejo este mes tiene que ver con la seguridad en el puesto, como ya os he indicado siempre asegurase de dónde están los demás puestos, siempre llevar algo reflectante y jamás disparar a algo que no se tenga claro lo que es. 

Pero si vamos a hablar de esta modalidad, no podemos de olvidar la parte más importante de la montería, los perros, los rehaleros, esos valientes que salen día tras día al monte sin saber lo que el día les deparará. Los que mueven el monte y a las reses. 

Sin rehaleros no hay montería, hay que valorar el trabajo de perreros y perros, ellos son los que hacen que las monterías sean emocionantes y son los culpables de esos lances que luego permanecen en nuestra memoria siempre, los que la empiezan y la acaban, incluso hasta altas horas de la noche buscando a sus perros. En este momento donde la caza, cazadores y demás estamos sufriendo tal acoso, alguien que me diga como están cuidados esos perros, los que tienen un entrenamiento casi los 365 días del año a los que su dueño cuida como uno más de la familia, personalmente, creo que es un trabajo no bien remunerado y capaces de entender solo los que sienten ese amor por la caza, por los animales y en especial por los perros. 

No voy a hablar de las razas más utilizadas para esto ya que sería extenderme mucho.

Podencos, alanos... varias razas de perros utilizadas, y para hablar de ello debería contar con una gran amiga rehalera que sale cada fin de semana con sus valientes, es por eso compañeros que hasta aquí esté post, 

Espero que os haya gustado mi visión de ver las monterías, y sobre todo la importancia de la seguridad en ellas. 

Nos leemos en el siguiente post.

Un saludo a todos y ¡VIVA LA CAZA!











Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

martes, 3 de diciembre de 2019

Carta de la web

Error humano, no imprudencia.


Ríos de tinta se han escrito en el argot cinegético sobre la peligrosidad añadida que los cazadores nos generamos. Salir al monte es disfrutar, pero, ¿cuántos cazadores hemos tenido miedo en una jornada de caza?

La caza ha cambiado. La necesidad por subsistencia es nula. El armamento y balística es diferente, mucho más potente y acaparador. Los tiraderos son distintos, desapareciendo la vereda, para adecuar el testero.

A ésto se le suma que un gran porcentaje de los cazadores no viven en suelo rural, debido a la globalización urbanita. 

Por último, la propia condición humana, en el que la codicia ahoga a la ética. 

Si el refranero nos explica que los humanos no nos adelantamos al fracaso, nos solemos dejar llevar por la deriva, y una vez demostrado el fiasco, intentamos solucionarlo. Suena a disco rayado, el paulatino discurso que presidentes, capitanes de montería y postores declaman cada vez que hay una concentración cinegética. 

Abríamos con una pregunta, a la que cabe responder con otra. ¿Cuántos cazadores ya no están con nosotros por imprudencias evitables?