domingo, 14 de abril de 2019

Sala de trofeos

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com

Lances cetreros con Ryustino
De pesca con José Bernabé

De pesca con Edu Duque

Rehala de Juan García


Bueno cochino de José Mari Blázquz

Jorge Cano

Rocío Bueno a la menor

Bonito venado de Sandra Morales

jueves, 11 de abril de 2019

Galería viva

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com


Espectacular macareno enviado por José Ignacio Martínez


De campeonato con Neus Jaume Palmer

Con los galgos de Salva Hoyos

De montería con José Ignacio Martínez

Señuelos de Pablo Lázaro

Foto de Salva Hoyos

Rocío Bueno

Podencos al salto

Venados


La galguera Patricia Sierra

Raquel del Amo a la menor

martes, 9 de abril de 2019

La picada

 Kashima, equipo de pesca.

(Sección de pesca)


Hoy publicamos un sensacional reportaje de pesca compuesto por Fernando Martínez del equipo de pesca Kashima. Manual de la modalidad de curricán.
Mi nombre es Fernando Martínez y pertenezco al Equipo de Pesca de la Marca KASHIMA. 
Soy un pescador deportivo que realiza su pesca desde embarcación en las modalidades de egging, pesca a fondo y sobre todo pesca al curricán. 

En esta época,entre abril y octubre, empieza la pesca al curricán costero donde comienzan a darse todo tipo de depredadores, anjovas, palometones, barracudas... Que se acercan a la costa en busca de alimento.

Para esta modalidad de pesca utilizamos equipos de curricán, cañas duras con grandes carretes con líneas que generalmente suelen ser de 0,60 mm. Para dicha modalidad se utilizan sobre todo señuelos artificiales y cebo natural, en mi caso suelo utilizar sobre todo espetones y caballas ya que son los cebos más efectivos.

Para esta modalidad de pesca utilizamos varias cañas a la vez a diferentes distancias con el fin de que ante una picada no se mezclen las líneas y podamos trabajar la pieza sin problemas de enredos entre las líneas, recogiendo las éstas cuando hay una picada que no han sido atacadas, parando el motor previamente, dejando en el agua solo la línea que ha recibido la picada.

La modalidad de curricán costero consiste en arrastrar las líneas a diferentes distancias. Por ejemplo, una a 50m de la embarcación, otra a 75m y otra a 100m. Con el motor en marcha, a una velocidad de entre 4 y 5 nudos, arrastramos los señuelos o cebo natural a una profundidad de aproximadamente un metro por debajo de la superficie y a unos  300 o 400 metros de la costa y sobre 5 metros de profundidad, que es donde se suelen mover dichos depredadores.

Para el anzuelado del cebo natural, siempre debemos utilizar cable de acero que se inserta en el interior del cuerpo del cebo que vayamos a utilizar mediante una varilla, colocando un anzuelo triple o ancoreta tanto en la parte de la cola, que es por donde suele atacar el pescado, como por la parte media finalizando el anzuelado con un anzuelo de ojal que clavaremos en ambos lados de los labios del cebo, con el fin de que el cebo natural que utilicemos no abra la boca y tenga buena navegabilidad.

En la línea madre del carrete colocaremos un plomo de pera de entre 60 y 90 gramos con un emerrillón de seguridad, donde colocaremos tanto el anzuelo de ojal como el lazo, de cable de acero, que habremos sacado por la boca del cebo, de esta forma evitaremos roturas. Utilizaremos cable de acero debido a los grandes dientes que estos depredadores tienen. Estos cables tienen que ser sustituidos cada dos o tres picadas debido a que se van deshilachando. Si utilizamos señuelos artificiales deberemos utilizar líneas por lo menos de 0,60 mm con el fin de evitar roturas.

Las capturas siempre deberán ser salabreadas, utilizando el salabre una vez que tengamos la pieza cerca de la embarcación y nunca dejando que la captura se cobije debajo del barco, ya que probablemente nos romperá la línea madre del carrete.

Dicha modalidad de pesca es muy entretenida y espectacular, fácil de realizar y donde podremos disfrutar de un bonito día de pesca pudiendo conseguir grandes capturas y donde disfrutaremos de este bonito deporte.


Fernando Martínez para www.territoriocinegetico.com

lunes, 8 de abril de 2019

Coto abierto

Apuntes galgueros.

Hoy publicamos un sensacional artículo sobre el mundo galguero. Alberto Miñambres nos relata el galgo en todo su esplendor.

Solamente hay dos circunstancias en la llanura y el páramo del ruedo ibérico capaces de detener el tiempo a ojos del más común de los mortales, ese rayo que cae en el anochecer de una tormenta de verano y ese preciso instante en que la traílla se abre para soltar la collera de galgos, empieza en ese momento la lucha antagónica de huida y persecución, de vida y muerte que se dirime en apenas un instante eterno.

Mucho se ha escrito sobre la preparación del galgo para carreras y competición, sobre su alimentación, entrenamiento, cría, lesiones… Todo ello ha ido evolucionando con el paso de los años consiguiendo unos niveles de perfeccionamiento similares a los de los deportistas de élite. Pero para mí el aspecto más importante de todos es la línea de sangre que sigue el galguero a la hora de seleccionar sus ejemplares, el punto de partida siempre ha de ser el profundo conocimiento de la liebre, de su naturaleza, costumbres y fortalezas que suele variar dependiendo de los distintos hábitats peninsulares, porque al final y desde siempre es la liebre la que hace al galgo y es el galgo el que hace al galguero.

El buen aficionado debe ser persona con temple, tranquila, paciente, sabedor que las cosas del campo y la naturaleza requieren su tiempo, llegar a conseguir una línea propia de calidad contrastada requiere muchos años de intensa dedicación al perro, de dotes observadoras, de aprender de los errores y los aciertos, sabedor de que la genética en el galgo no es una ciencia exacta, sino más bien una lotería a la que hay que tentar.

Conseguir una buena casta es como crear una obra de arte, similar a ese bloque de granito tosco que llega a las manos del escultor y, cincel en mano, golpe a golpe va dando forma a la obra inmaterial que tiene en su mente, esto mismo le sucede al aficionado cuando ve en el campo un ejemplar de su casa que satisface sus expectativas, raza, codicia, velocidad, rusticidad ,aguante y dureza, en definitiva, un galgo que transmite ese cúmulo de sensaciones que solo algunos somos capaces de entender.

Es la línea de sangre en definitiva un “proyecto de vida”, es el taller del artista donde se crean obras de arte tan perfectas como efímeras, y en la que deberá seguir trabajando sin descanso hasta el final de sus días como galguero para mantenerla.

El buen aficionado es consciente de cuando tiene un galgo entre sus manos, de que posee a la criatura más veloz jamás creada por el ser humano sin ayuda mecánica, moldeada durante miles de años por el ser humano para batirse en duelo en la llanura con el más veloz de los lagomorfos, a quien la naturaleza ha dotado a través de la evolución de millones de años de una cualidades innatas para la velocidad en campo abierto.

Es por ello que la relación ente galgo y hombre no debe basarse en la dominación, sino en el entendimiento y respeto mutuo, en ser consciente de la condición del otro, en el binomio perfecto para dar caza a la liebre. El galgo no es como otros animales domésticos que siguen ordenes o instrucciones de sus conductores, es un animal que lo único que hace es ser fiel a su instinto más primario, grabado a fuego en su ADN, correr para dar caza a la liebre, más cerca del ancestral predador que dio origen al perro, tal y como hoy lo conocemos, diferenciándose así del resto de razas caninas, creadas para la sumisión y subordinación a las ordenes de su dueño con el permiso de los podenqueros.

Debe por ello el galguero saber gestionar el tiempo, bien escaso en nuestros días, robándoselo a la familia, al trabajo y a otros quehaceres para a base de dedicación, de estar con sus perros, de paseos, de entrenamientos, llegar a conocer la psique del animal, para dominar los procesos conscientes e inconscientes propios de la mente del lebrel, esto último servirá sin lugar a dudas para controlar los muchos factores orgánicos que afectarán al rendimiento en campo.

Al final nuestros perros son seres vivos, con días mejores, peores, lesiones y molestias… muy similares a los nuestros, pero dentro del patrón de conducta canino. Solo pasando tiempo con ellos seremos capaces de llegar a tener esa relación tan especial de llegar a entenderse con la mirada, respetando siempre el lugar de cada uno, siempre lejos de los nuevos patrones animalistas que tienden a personificar a los animales y alejarlos de su verdadera naturaleza, para la que fueron creados.

Solo cuando se ha adquirido el saber casi perfecto, únicamente cuando se tienen los valores y principios antes mencionados, se puede conseguir alcanzar la virtud, la perfección de criar un campeón, no solamente de campeonatos y copas sino de sueños y recuerdos de esas carreras que jamás olvidaremos y de las que están por venir, que unieron y unirán para siempre el alma del hombre y del animal con el cielo y la tierra en una mística perfecta.

No quería dejar pasar la oportunidad para aprovechar la ocasión en este artículo para remarcar con tristeza, como muchos galgos una vez finalizada su carrera deportiva o meramente cinegética son ofrecidos como animales de compañía en páginas web de anuncios, con el único afán de su propietario de renovar la cuadra y quitárselos de encima, carnaza para que los animalistas alimentes su odio al colectivo galguero.

El buen aficionado solo cría lo que sabe que va a poder sacar adelante en las mejores condiciones y se hace responsable que los animales que ya no corren disfruten de su merecido descanso, bien en su casa o en la de un conocido.

El galgo debe de nacer y morir en casa de un galguero, no es ético ni moral, llevar la reproducción del galgo a fines consumistas y hedonistas, criar y criar para satisfacer ansias de malos aficionados que solo piensan en conseguir el reconocimiento propio de todo un colectivo sin respetar las viejas tradiciones.

Quería dedicar estas línea de manera especial, a dos galgueros de raza, Leandro Perez, amigo de la infancia y, que tantas veces me ha emocionado en el Nacional 2019 con su galga Chaparra de Triki “Chaparrita” y a mi amigo Sergio de Ajalvir que tan buenas imágenes me han brindado para este artículo.


Alberto Miñambres para www.territoriocinegetico.com

domingo, 7 de abril de 2019

Al toque de la caracola

La Gargantilla.

(El relato del mes)

Monterías a caballo entre morralero y cazador, sin que ningún apelativo defina la exactitud del momento. Pausa que confiere el paso a primera persona, ya no vale el yo habría hecho, y sí el perder algunas horas de sueño con el lance errado o no realizado con la precisión del merecimiento.

2004, la Gargantilla, el uno de una próxima armada de la localidad de Higuera. Sol incesante, runrunes en la cabeza por todavía una cercana noche de colegas en el bar del pueblo. Sudores de destemple por la agradable pernocta y, dibujos de carreras hacia el escape que trataba de prohibir. De vecino Óscar, también en la misma secuencia  anteriormente descrita, con el olvido de munición solventado entre compañeros. De postor Alfonso, ese buen hombre que siempre será recordado por tal incomprable virtud. A la espalda la calleja de las Mejoras, bocana de aparente huida.

Puestos para contemplar y divisar antes de ser distinguido, ventaja que compensa el no estar en el presumible meollo del día. Espera sigilosa de impredecible resultado. Silencio retrancoso solo agitado por el inexistente viento y vuelo de algún pájaro.

Una del mediodía, en el alto de la morra un abultado jabalí, que por el trote se adivina escurrirse por la persecución de algún can. Monte bajo, por lo árido del terreno y pronto encare del Santa Bárbara calibre 308, a pelo, sin visor. Disparo certero y letal que culmina con el abate de un buen cochino. Al instante, por los pasos, dos perros que seguían la carrera. 

Acababa la montería, era hora de recoger, acercarse al pueblo a por la burra de tío Perfecto, otro grande para quienes tuvimos la suerte de disfrutar de él. La burra y mi padre harían lo siguiente, entre tropiezos y caídas fruto de la dificultad del suelo.

La Gargantilla, puestos para la reflexión, retina indeleble.


Manu. V





viernes, 5 de abril de 2019

Carta de la web

España vaciada.

El pasado 31 de marzo, en Madrid, España clamó por esa España vaciada. 
A la cabeza, representantes de los cinco Partidos Políticos principales que el próximo 28 de abril confluirán en las elecciones generales. Promesas de mejora para una situación de injusticia y olvido. Es hora de conseguir votos, hasta en las zonas más maltratadas por ellos mismos. No nos olvidemos, que ocupan circunscripciones que debido a la Ley D´Hondt son vitales para conseguir escaños.

www.territoriocinegetico.com abre los siguientes interrogantes.

¿Qué credibilidad pueden tener aquellos Partidos que aparecen a escasas semanas de las Generales?

¿Qué fiabilidad pueden tener aquellos que prometen hacer una inversión económica tardía para una minoría?

Y sobre todo, ¿qué podemos esperar de quienes quieren cambiar la Ley electoral, en el que si cada persona "vale lo mismo" éstos perderán el verdadero reclamo político?

La Ley D´Hondt, con muchas posibles apreciaciones sobre ella, se erigió para compensar aquellos territorios con menor densidad de población, una forma de hacer "más justa" una España desigual. Posiblemente sean las últimas elecciones en las que el peso del 48% de los municipios españoles tengan voz. 99 escaños del descuido se reparten en menos de un mes. El 62% de nuestras localidades perdieron población en el último lustro.
Datos que evidencian una preocupación, que para aquellos que hemos pisado las calles de nuestros antepasados, nos impregnan de una delirante depresión.

¿Qué hacer? Depende de vosotros, políticos, es vuestra misión. No ignoréis lo vaciado, no os ignoréis.

Manu.V

martes, 26 de marzo de 2019

De barrera a barrera

Nuria Díaz.
Hoy entrevistamos a Nuria Díaz, cazadora que nos muestra, además de sus propias experiencias cinegéticas, una visión del actual estado de la caza en cuanto a los jóvenes aficionados.

TC. Muy buenas Nuria, cuéntanos de ti. ¿De dónde eres?

ND. ¡Buenos días! Para empezar, gracias por contar conmigo. Soy una joven cazadora de Bolaños de Calatrava, un pueblo de Ciudad Real. 


TC. Tu afición a la caza, como a tantos, viene de bien pequeña. ¿Quiénes son tus maestros?

ND. Así es. Mi afición por la caza viene desde que tengo uso de razón. Mi único maestro fue mi padre, a él le debo ser conocedora de este mundo y practicar esta noble actividad de la cual me siento tan orgullosa.


TC. ¿Cuál es la modalidad que más te gusta?

ND. Sin duda alguna, la caza mayor. La montería para mi, es como el venado entre los animales salvajes, la reina de la caza mayor.


TC. Sabemos que empezaste en la menor, pero en la actualidad practicas la mayor. ¿Qué diferencias presentan para ti?

ND. Correcto. La modalidad con la que yo empecé a cazar fue la menor, pues era raro el domingo que mi padre no cogía la escopeta aunque fuera para cazar un conejo o liebre y, disfrutar de la compañía mutuamente. Esto fue así hasta el día de mi primera montería, a pesar de ser uno de los peores días para mi, fue un punto de inflexión. A partir de ese día, solamente quería ir de montería, dejando bastante de lado la caza menor. 

Como aficionada a la caza, practico ambas modalidades. Con la gran diferencia, de que lo que sientes cuando oyes un venado romper el monte o un jabalí escurriéndose, las ladras de los perros avisándote que una res se acerca, no te lo aporta la menor.


TC. ¿Nos relatas brevemente ese lance o vivencia cinegética que más te haya marcado?

ND. He vivido muchos lances cinegéticos que me han marcado con mi padre, pero sin duda, rematar mi primer venado fue la experiencia más bonita.


TC. En la actualidad se tilda a la caza de no estar dentro de los gustos de los más jóvenes. ¿Cuál sería tu alegato? 

ND. Mi alegato es que esto no es así. Son muchos los jóvenes que practican esta actividad, de hecho, cada día somos más. Hoy en día, se nos tacha de muchas cosas por practicar una actividad totalmente legal y controlada y, antes que todo, muy necesaria. Somos los más jóvenes los que debemos seguir el ejemplo que nos han brindado nuestras generaciones pasadas.


TC. ¿Qué futuro crees que le depara a la caza?

ND. Espero que lo que venga sea mucho mejor que lo que tenemos ahora. La caza es un legado que debemos proteger y, gran parte de la culpa, por lo que la caza esté siendo tan atacada, la tenemos nosotros mismos por dar una imagen equivocada de lo que verdaderamente es la caza en las redes sociales. Yo espero que nos concienciemos y colaboremos a que haya un futuro para la caza, y sobre todo, un futuro mejor.



lunes, 25 de marzo de 2019

Plato

Ensalada de magret de pato curado.
Francisco Martínez, chef del Grupo Oter, nos deleita con su receta cinegética del mes de marzo.

Ingredientes:

- 1 magret de pato
- Doble peso de sal gorda
- Sal, pimienta, romero
- Tomillo, orégano, pimentón dulce
- Aceite, sal ahumada
- Rúcula
- Queso de cabra
- Membrillo
- Nueces



Preparación:

- Cubrimos el magret de pato con la sal gorda durante 24 horas
- Después lo limpiamos
- Machacamos en mortero las especias, pimentón y chorro de aceite
- Pintamos el magret con el adobo que hemos preparado
- Colgamos el magret adobado en sitio húmedo durante 48 horas
- Cortamos en finas lonchas y montamos ensalada


Para la salsa:

- 1 cucharada de mostaza

- 1 cucharada de vinagre balsámico
- 1 cucharada de miel
- 1 copa de aceite
- Sal y pimienta
- Batimos y agregamos


jueves, 21 de marzo de 2019

Graba TC

Sección de vídeos cinegéticos proporcionados por seguidores de la web.
Envía tus vídeos a territoriocinegetico@gmail.com
 Facochero hozando


Tripleta de muflones

miércoles, 20 de marzo de 2019

Sala de trofeos

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com


Gran captura de César Vivas

En kayak por José Bernabé
Triplete de Yasmina y Héctor

Buen jabalí de Martín García


Muflón después de días de pisteo

Rocío Bueno a la menor

martes, 19 de marzo de 2019

Galería viva

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com

Rehala, por Félix Sánchez

Munición de Miguel.E
Preciosa foto de Mafalda Leitao

Galgos, por Salva Hoyos

Nash Oteo de rececho


Podenco

A los puestos, por Macarena Bellido

Raquel del Amo

lunes, 11 de marzo de 2019

Coto abierto

Caza ESP.

Os presentamos a Cayetano Martín, joven aficionado a la caza que nos presenta su canal Youtube. Una sensacional iniciativa fruto del trabajo e ilusión.

Soy Cayetano, del canal de YouTube (Caza ESP), muchos ya me conoceréis.

Tengo veinte años, vivo en un pueblo de Toledo y desde pequeño me ha apasionado la naturaleza, los animales y como es obvio, la caza.

Mi afición viene por parte de mi padre, seguramente como a muchos de vosotros. Recuerdo que mi primer día de caza, todo comenzaba de forma muy extraña para mí, ¿madrugar, un largo camino en coche y todo para ir en medio del campo? En ese momento no entendía nada, pero al acabar la jornada mi perspectiva cambió. 

La cacería se realizó en la finca de un amigo, no tuvimos muchos lances y al final de la jornada abatimos unos pocos conejos, ya que la primera vez fui a la menor. A pesar de que no se dio del todo bien, ¡cómo olvidar esa emoción que sentí al escuchar a los perros ladrar detrás de los conejos! O ese momento mágico en el que se producía cada lance y el perro cobraba la pieza, o esos diversos aromas del campo, de la leña quemándose antes de empezar para entrar en calor, ese olor a monte, en definitiva, cosas que a día de hoy me siguen encantando y emocionando. Esas cosas fueron las que me atraparon de la caza. Recuerdo ese primer desayuno de la primera jornada de caza un Donuts con chocolate.

Yo siempre digo y diré que la caza no consiste en apretar el gatillo y abatir un animal, la caza se disfruta desde el momento en el que preparas cada cosa para la cacería días antes, hasta el  final en el que consigues abatir al animal. Este último resultado es tan solo un 5% de lo que es la caza en realidad. Muchas veces he vuelto a casa sin pegar un solo tiro y me lo he pasado igual de bien que si hubiera disparado, porque para mi no hay mayor tesoro que disfrutar de la naturaleza de una forma sostenible, sin dañar el medio ambiente y teniendo unos valores e ideales bien claros, los cuales me ha transmitido mi padre. Entre estos valores destacaría los siguientes: 
Respeto, tanto hacia la pieza abatida como a la naturaleza. Realizar una gestión sana de las poblaciones cinegéticas, sabiendo qué animales abatir y cuáles no. Después de abatir a un animal saber prepararlo para su posterior consumo. Por ultimo, disfrutar de los amigos y familiares con los que compartes las jornadas de caza, ya que la caza es un punto de unión entre personas, donde no se trata de ver quién abate más piezas, sino de todo lo concerniente a esta actividad.

En 2015 comencé en Youtube, decido comprarme una GoPro para grabar mis jornadas de caza y subir vídeos al canal.

Al principio empecé elaborando vídeos muy simples en cuanto a su edición. Consistían en meros lances con música de fondo, de los cuales no obtuve la repercusión que me hubiera gustado, y tras ésto decidí abandonar el proyecto para replantearme las cosas. 

Meses después decido redireccionar el canal, añadiendo títulos en los vídeos, poner una pequeña marca de agua, dotando a las filmaciones de una perspectiva distinta. En ese momento note algún cambio en cuanto a las visualizaciones y suscriptores, pero no muy significativo.

Cuando realmente pegué el verdadero salto fue al unirme con la cuenta de Instagram: Caza_spain_ a mediados del 2017. En ese momento los suscriptores crecieron rápidamente consiguiendo llegar en enero de 2018 a los 100 de unos 40 que tenía, con la consiguiente satisfacción personal.

Para mí el año más importante y decisivo ha sido el 2017, ya que es donde he notado que a la gente le gusta lo que hago y gracias a ello intento mejorar día a día para darles lo mejor de mí en cada vídeo. En este último año, he intentado transmitir la caza desde mis propias experiencias.

Actualmente intento contar la verdad de la caza, evitando caer en la tentación de falsas ideas, mostrando que ésta no consiste sólo en abatir un animal, acercando cualidades como la gestión y el control. 

Un consejo que le doy a la gente que quiera empezar en YouTube es la constancia, algo muy importante para poder llegar a la consecución de los objetivos. Tranquilidad a la hora de subir un vídeo, no querer llegar rápido sin ir paso a paso. Ser uno mismo y transmitir tu pasión. Ponerte límites saber hasta dónde puedes llegar y sobre todo ser cercano.

Mi idea de cara a un futuro en cuanto al canal sería seguir creciendo y mejorar a diario.

También barajo la idea de realizar filmaciones con orgánicas y a título personal.

Si a algún lector le interesa contactar conmigo para hablar de cualquier tema ya sea de trabajo o cualquier curiosidad del canal, puede hacerlo a través de nuestras redes sociales (YouTube: Caza ESP; Twitter: @CazaESP; Facebook: CazaEsp; Instagram: Caza_spain_) y también por nuestro correo electrónico: cazaesp2015@gmail.com

Cayetano Martín para www.territoriocinegetico.com

jueves, 7 de marzo de 2019

Al toque de la caracola

Cambio de look.

(El relato del mes)


Look, palabra de origen inglés que utilizamos en nuestra lengua a modo préstamo. 

Con los cánones de belleza actuales, la exuberancia de la apariencia es definitiva según qué aspectos. Lo cotidiano es ser "normal", en incluso viralizar lo desemejante hasta hacerlo tendente.


La caza, aunque huele a tradición, también sigue estos pasos, si bien, hay que reconocer que desentona lo atrevido y es más susceptible a los cambios y renovaciones. El verde y marrón es predilecto en los atuendos venatorios, de ahí que los márgenes se reduzcan en cuanto a la propensión de las variaciones. 

Teniendo muy presente aquello de no otorgar sentimentalidades a lo material, y con la franqueza de ser una propiedad totalmente discrepante en mí, quiero hacer un breve tributo al benévolo amasijo, por acuñar pseudónimo referente.

La historia está repleta de grandes personalidades, pero no se puede obviar que en ocasiones ésta se transmite previa influencia de materias inertes, soportes ineludibles de proezas, logros y descubrimientos.

Una furgoneta no ha servido para cambiar el mundo, sería una incongruencia concebir tal efecto, pero como todo en esta vida, tiene su particular y emotiva historia.

Nunca una Opel Combo del año 1995, podría presagiar la cantidad de diversas vivencias, que tras sus kilómetros, distribuiría a sus conductores. El desconocimiento de su trayectoria más primitiva, sirve para encuadrar este relato. Sería demasiada información para reseñar su agitada vida dentro del marco de lo narrable. 

Expresar como este vehículo se sabía de memoria el camino comprendido entre Vallecas y Mercamadrid, itinerario en el que no dejaba indiferente absolutamente a nadie. Su atuendo desaliñado, además de los sugerentes escudos del Rayo Vallecano a ambos lados de la caja de carga, confeccionados en los extintos talleres Benito, de la barriada de Vallecas, marcaban una pronunciada personalidad.

Las manos al volante de Manolo Gallardo, institución rayista, seguían con su afán idiosincrásico, binomio del encomio orgullo por tal club.

Hasta que llegó el día de cambiar sus hábitos, posicionándola en Extremadura, durmiendo bajo techo, como si del merecido retiro se hallase. Sus intervenciones bastante más esporádicas, pero de servicio reconocido. 

Montar en la furgoneta no es experimentar ningún extra en cuanto a sus prestaciones técnicas, sino comprobar un plus de pericia al alcance de los elegidos, para no pasar sobre ruedas por el firme.

Cerrar la puerta del piloto, dirigirse en una simple conducción, olvidando el cascarón del vehículo, y observar como ante los adelantamientos, innumerables viajeros llaman tu atención para reconocer su simpatía por el momento, es muestra indisoluble de no ser un motor más.

Ahora comparte momentos cinegéticos, da el callo, y continúa con su encomienda de singularidad. Poner una armada, y llevar detrás a una retahíla de coches de infinita superioridad, sirve como beneplácito a su dilatada conducta. Insiste en ser importante, "ahí va la furgoneta del Rayo", se escucha entre sierras de crudos itinerarios.

Homenaje por su deteriorada pintura, cambio de look que desde el taller Pepe e hijos, como no podía ser menos, en Vallecas, dispensa la búsqueda de la mayor longevidad posible.


Manu.V