jueves, 3 de diciembre de 2020

Pasión por la caza, con Montse D.H

   Monterías en época de Pandemia


Quiero hacer alguna reflexión sobre la situación que estamos viviendo en relación a la caza mayor y, en concreto y sobre todo, con la modalidad de la típica montería de jabalí.

Pasadas las fechas idóneas para la caza del corzo, que se vieron totalmente condicionadas con el confinamiento de la primera ola de la Pandemia, y metidos ya de lleno en plena temporada montera, quién nos iba a decir que llegaríamos a diciembre casi con las mismas restricciones vividas la pasada primavera. 

Es cierto que en algunas zonas se está pudiendo cazar casi con normalidad. En otras, las condiciones derivadas de la Pandemia están haciendo casi inviable la celebración de muchas monterías.

En este caso el motivo no es otro que el famoso confinamiento perimetral.

Con la cantidad de normas impuestas a nivel local, provincial, regional o nacional nos adentramos en uno de los meses más importantes en lo referente a las monterías de cochinos, sobre todo en mi zona, Castilla y León.

Me constan los continuos y constantes aplazamientos o cancelaciones de multitud de monterías. Concretamente, en Ávila prácticamente todas las programadas para noviembre se han ido cancelando o aplazando sobre todo por un claro motivo: el confinamiento perimetral de nuestra Comunidad y el cierre de la Comunidad de Madrid. 

Como en otros muchos aspectos, la caza en nuestra zona depende en gran medida de los cazadores afincados en Madrid, si estos no pueden desplazarse, nuestras monterías son totalmente inviables tanto cinegética como económicamente hablando.

Estamos ante una situación incierta que poco a poco confiemos se vaya clarificando. Recientemente la Junta de Castilla y León ha publicado una nota aclaratoria en la que dice: “No se aplica la limitación de cierre perimetral y de territorios de la Comunidad de Castilla y León para todas las modalidades de caza practicadas sobre jabalí, ciervo, conejo y corzo”, y “no se aplica la limitación de horario nocturno para la modalidad de espera/aguardo nocturno al jabalí”. Con esta aclaración entiendo que la movilidad dentro de nuestra región estaría permitida siempre que se justifique con el permiso correspondiente. Pero ante el posible nuevo cierre perimetral de la Comunidad de Madrid, estaríamos nuevamente con la probabilidad de nuevas cancelaciones o aplazamientos de algunas de las mejores monterías de nuestra comarca.

Otro dato importantísimo en el desarrollo normal de nuestras monterías es aspecto social de las mismas. Las relaciones sociales entre los aficionados lógicamente ahora en las monterías son inexistentes, no se desayuna, no existe el típico sorteo, no hay comidas colectivas, no hay posibilidad de asistir en masa a las juntas de carne... Todo esta situación está motivando que muchos monteros, aún pudiendo desplazarse a cazar, no lo hagan porque en estas circunstancias prefieren no cazar.

Desconozco, pero imagino las repercusiones que esta situación nos dejará: condicionamiento en los futuros arrendamientos de fincas, importante descenso en los ingresos vinculados con la caza sobre todo en el mundo rural, consecuencias muy negativas en relación a la población del jabalí en una temporada que se me antoja buena o muy buena y que al no recibir la presión cinegética en condiciones normales, se va a ver incrementada considerablemente con lo que esto comporta sobre todo relacionado con los accidentes de tráfico que provocan.

Vamos a confiar en que poco a poco se vayan levantando las restricciones y se puedan desarrollar con relativa normalidad nuestras típicas monterías. Con este deseo os saludo nuevamente. 

¡Nos leemos en el siguiente artículo! 

¡Viva la caza!

Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com 

Solognac y www.territoriocinegetico.com a golpe de clic

No hay comentarios:

Publicar un comentario