sábado, 26 de diciembre de 2020

Tiempos de caza, de la mano de JOCAEX

 Caza social & jóvenes


¿Qué es la caza social? 

Es la actividad que se practica en tu zona de residencia, el coto en el que cazas desde pequeño y donde das tus primeros pasos como morralero. Siempre detrás de un maestro, o de un referente en la caza que desde pequeño nos enseñan los valores y el sentido de la caza.

Es el lugar donde pasas tu vida como cazador y amante de la naturaleza, donde cada rincón te recuerda y te lleva a una anécdota, a un lance, una risa con los compañeros o como los solemos llamar: “La cuadrilla”. 

Cuando un niño empieza a salir al campo, a cazar, a descubrir el campo, empieza en el coto social, en el coto humilde de su pueblo. Ahí radica la importancia de este contexto porque es donde se crean y educan a las futuras generaciones de cazadores, y los que en el futuro cuidarán y gestionaran estos terrenos para que nunca termine esta afición y está forma de vida. 

La figura del coto social para un pueblo o una ciudad tiene especial relevancia durante todo el año por diferentes motivos. Uno de ellos es la actividad económica y laboral qué genera. En las zonas más pequeñas de nuestra Extremadura la caza trae gente a los pueblos, devuelve a sus vecinos e hijos el fin de semana para cazar, y eso conlleva los ingresos en las tiendas de pueblo, hoteles y restauración que esperan estos días como agua de mayo. 

Pero no solo genera ingresos, genera riqueza ecológica, gestión y cuidados al campo y a sus animales. La caza social es más que salir a matar como muchos ingenuos piensan. Para salir a cazar primero hace falta llevar a cabo una gestión de forma altruista y que en la mayoría de las veces le cuesta el dinero a los que la llevan. Se aporta agua en los meses de sequía (que por desgracia cada vez son más), se aporta comida cuando escasea, se lleva a cabo una guardería que aparte de a los cazadores también ayuda a los agricultores y propietario de los terrenos en los que está enclavado el coto social, ya que también se vigila de los amigo de lo ajeno. 

Se arreglan caminos para que la circulación sea mejor en el tiempo de caza y de recolección. Es un modo de caza que favorece a todos los que rodea un coto de este tipo. Los cotos sociales suelen ser gestionados y llevados por un grupo de cazadores que en la mayoría de los casos miran por el bien de todos sus socios, y por el bien de la caza, son personas que conocen la caza y los terrenos a los que le supone un verdadero sacrificio. A pesar de las críticas, muchas críticas, que siempre hay por personas a las que no les gusta el modo de gestión y que normalmente tampoco aporta nada para mejorar, pero eso es otro tema para otro día. 

¿Qué es la caza social para los jóvenes? 

En estos tiempos difíciles en lo que estamos, con los impedimentos que tienen la mayoría de los jóvenes para encontrar trabajo y poder tener una estabilidad económica es cuando la caza social tiene su mayor importancia. Por lo general los cotos de caza social suelen ser económico o más económicos que un coto privado. 

Por ese motivo los jóvenes, tienen ahí sus primero pasos y sus primeras vivencias donde se forman como cazadores, y donde se refuerza el vínculo al mundo rural y a lo que todo ello conlleva. 

Por ése mismo quiero recalcar la importancia de estos cotos en los que no se busca el beneficio de unos o de otros, por lo menos en los que yo conozco, y lo que se busca el bien de la caza y de los socios. Por ese motivo me gustaría dar mi agradecimiento a todos y cada una de las personas que se encargan de la gestión y de llevar estos cotos. Del mismo modo también me gustaría agradecer la gran labor que hace para estos la Federación Extremeña de Caza, la cual pone todo y a cada uno de sus trabajadores en disposición de cada coto y me costa que luchan por y para la caza. 

¡Larga vida a la caza social y FELIZ NAVIDAD!

Benjamín Jiménez Becerra para www.territoriocinegetico.com

Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

Solognac y www.territoriocinegetico.com a golpe de clic

No hay comentarios:

Publicar un comentario