jueves, 5 de diciembre de 2019

El consejo de Montse

De montería.


¡Saludos compañeros!

Hablar de esta modalidad de caza, es hablar de la modalidad de caza más practicada en España. Como ya sabéis, la mayor parte de monterías son de jabalí, aunque cada vez se celebran más las mixtas, con venados, gamos o muflones. 

La primera vez que monteé, lo hice de acompañante en una finca de Ávila, y no se me olvidará jamás. Aunque he de reconoceros que me costó más engancharme a esta modalidad que a las esperas o a los recechos. 

Como en todas las modalidades de caza, existen algunos factores. El clima, la tranquilidad de la finca, el alimento... que pueden alterar el resultado de una montería. 

Sin duda alguna, a muchos de los que me estáis leyendo os pasa lo que a mí. Estás en el puesto preparado con el rifle en mano y empiezas a escuchar la ladra rompiendo monte, el corazón se te acelera y todos los sentidos se agudizan. Es una de las sensaciones que más atrae de este deporte. Esa adrenalina justo en ese momento que te hace estar alerta ya para el resto de la mañana. 

Para mí, los días de montería son una reunión de amigos, una salida al campo, donde todos nos ayudamos. Al puesto de al lado a seguir el rastro de sangre, al de un poco más arriba a tirar del macareno hasta el camino para que luego puedan sacarlo de la mancha, sin duda, es la caza que más nos une, desconocidos se vuelven amigos, la gente más mayor, que más a monteado te dan sus consejos (a esa gente hay que hacerla caso) y la comida ... Qué decir de la comida después de un día de frío por la zona en la que yo cazo. Esas judías de El Barco, o esa sopa castellana que después de un día de campo te da la vida. 

Pero para que esto sea lo que os digo una salida entre amigos, deben darse una serie de factores muy simples pero al igual de importantes, puesto que la seguridad es lo más importante en este tipo de cacerías, ya que normalmente nos encontramos en el medio de muchas hectáreas de monte en el que el tirar al viso, o tirar a la pieza sin que esta esté perfectamente visible, puede ser una temeridad que paguemos cara. Es de vital importancia nada más llegar a nuestra postura, marcar a los puestos colindantes nuestra posición y colocarnos prendas de colores llamativos (naranja o amarillo). También debemos tener en cuenta la capacidad de que una bala atraviese la res por lo que hay que asegurarse de que la bala se entierra. En el caso de dejar pinchado un jabalí yo lo tengo claro, hasta que no finalice la montería no voy a pistear. Si pasa algún perrero le comentaré el lance por si cobran la pieza y si no fuese así, esperaré a que el postor pase a recoger para indicarle y pistear.

Hace unos años desgraciadamente perdí un amigo en una montería, desde entonces la seguridad para mi siempre es lo primero. 

Es por eso que mi consejo este mes tiene que ver con la seguridad en el puesto, como ya os he indicado siempre asegurase de dónde están los demás puestos, siempre llevar algo reflectante y jamás disparar a algo que no se tenga claro lo que es. 

Pero si vamos a hablar de esta modalidad, no podemos de olvidar la parte más importante de la montería, los perros, los rehaleros, esos valientes que salen día tras día al monte sin saber lo que el día les deparará. Los que mueven el monte y a las reses. 

Sin rehaleros no hay montería, hay que valorar el trabajo de perreros y perros, ellos son los que hacen que las monterías sean emocionantes y son los culpables de esos lances que luego permanecen en nuestra memoria siempre, los que la empiezan y la acaban, incluso hasta altas horas de la noche buscando a sus perros. En este momento donde la caza, cazadores y demás estamos sufriendo tal acoso, alguien que me diga como están cuidados esos perros, los que tienen un entrenamiento casi los 365 días del año a los que su dueño cuida como uno más de la familia, personalmente, creo que es un trabajo no bien remunerado y capaces de entender solo los que sienten ese amor por la caza, por los animales y en especial por los perros. 

No voy a hablar de las razas más utilizadas para esto ya que sería extenderme mucho.

Podencos, alanos... varias razas de perros utilizadas, y para hablar de ello debería contar con una gran amiga rehalera que sale cada fin de semana con sus valientes, es por eso compañeros que hasta aquí esté post, 

Espero que os haya gustado mi visión de ver las monterías, y sobre todo la importancia de la seguridad en ellas. 

Nos leemos en el siguiente post.

Un saludo a todos y ¡VIVA LA CAZA!






martes, 3 de diciembre de 2019

Carta de la web

Error humano, no imprudencia.


Ríos de tinta se han escrito en el argot cinegético sobre la peligrosidad añadida que los cazadores nos generamos. Salir al monte es disfrutar, pero, ¿cuántos cazadores hemos tenido miedo en una jornada de caza?

La caza ha cambiado. La necesidad por subsistencia es nula. El armamento y balística es diferente, mucho más potente y acaparador. Los tiraderos son distintos, desapareciendo la vereda, para adecuar el testero.

A ésto se le suma que un gran porcentaje de los cazadores no viven en suelo rural, debido a la globalización urbanita. 

Por último, la propia condición humana, en el que la codicia ahoga a la ética. 

Si el refranero nos explica que los humanos no nos adelantamos al fracaso, nos solemos dejar llevar por la deriva, y una vez demostrado el fiasco, intentamos solucionarlo. Suena a disco rayado, el paulatino discurso que presidentes, capitanes de montería y postores declaman cada vez que hay una concentración cinegética. 

Abríamos con una pregunta, a la que cabe responder con otra. ¿Cuántos cazadores ya no están con nosotros por imprudencias evitables?



miércoles, 27 de noviembre de 2019

De barrera a barrera

Neus Hernández.
Hoy entrevistamos Neus Hernández, cazadora, como tantos, que hace de la caza un modo de vida, siempre desde el respeto y la mantenimiento de la tradición.


TC. Muy buenas Neus, cuéntanos de ti. ¿De dónde eres?

Me llamo Neus Hernández, tengo 21 años. Actualmente estoy estudiando, pero con un proyecto de trabajo en la cabeza que pronto se cumplirá. Vivo en Ayora, pero como digo  yo, tengo dos pueblos Zarra y Ayora. Ambos están en el valle de Ayora Cofrentes. Son dos pueblos del interior de Valencia. A mí me encanta vivir aquí, porque tengo todo lo que necesito para disfrutar de mis aficiones.


TC. Tu afición a la caza, como a tantos, viene de bien pequeña. ¿Quiénes son tus maestros?

Realmente no me acuerdo exactamente del año que empezó a gustarme la caza, porque en mi casa siempre hemos tenido perros de caza y hemos vivido la caza, por eso creo que siempre me ha gustado.
Mi padre es el que principalmente me ha enseñado lo que verdaderamente son los valores de la caza, y lo que conlleva ser cazadora. Pero bueno siempre me han ayudado y apoyado cada persona con la que ido a cazar. Primero íbamos a la perdiz mi padre, unos amigos y yo. Pero con el paso del tiempo decidimos cambiar de modalidad y echamos podencos para ir al conejo, y actualmente cazo con ellos.
En la caza mayor siempre he tenido dos maestros que son Rullo y mi padre. Junto a ellos he vivido muchas experiencias. Tengo mil anécdotas de todas las salidas que hemos hecho, he aprendido que a veces los animales te sorprenden, a disfrutar de naturaleza, también a tener paciencia y saber escuchar los ruidos de esas noches de esperas al jabalí en verano. Disfruto de la caza mayor, ya puede ser una batida, un gancho, una espera al jabalí, o una simple tarde dar una vuelta para observar a los animales en el monte.


TC. ¿Cuál es la modalidad que más te gusta?

Sinceramente no me podría quedar con ninguna modalidad de caza, porque me gustan todas. Disfruto mucho cuando voy con mis perros al conejo y con las esperas del jabalí, y también me gusta montear con los rehaleros, y estar en el puesto en las monterías, por eso no me puedo quedar con una sola modalidad, me encanta la caza en todas sus facetas.


TC. Sabemos que tienes perros. ¿Nos cuentas sobre ellos?

Actualmente tengo 9 podencos ibicencos, y 1 charnego, los cuales la mitad de podencos son cachorros, donde poco a poco se van aficionando a la caza.
El charnego se llama Montero, es el que más tiempo llevo con él, era de un gran amigo de mi padre. Actualmente el perro tiene 9 años, y a pesar de su edad no deja de buscar entre las matas, y en las carreras siempre está el primero. Es un buen maestro para los cachorros.
Nera que es la primera podenca ibicenca que tuve, actualmente es la reina de la casa, la madre de alguno de los cachorros que tengo, es la que con cada bote que da entre las matas hace que se me pongan los pelos de punta, y es la culpable de que me enamorase perdidamente de los ibicencos .
Podría contar mil cosas más de cada uno de ellos, pero solo diré que son una parte fundamental de mi vida.


TC. Nos relatas brevemente ese lance o vivencia cinegética que más te haya marcado? 

En la caza menor tengo muchas anécdotas, pero el año pasado me invitaron a participar con mis perros a la feria de Alborache. Allí pude disfrutar, junto a Carmen y Raquel, de una buena mañana de caza, pero también me encanto poder estar junto a mas personas que le apasionan la caza y además me encantó ir, porque nos dejaron un puesto a las mujeres. En la caza mayor me quedo con todo los días que he salido al monte. No podría elegir uno, porque me encanta la caza mayor.


TC. En la actualidad se tilda a la caza de no estar dentro de los gustos de los más jóvenes. ¿Cuál sería tu alegato?

No sé si por otras zonas habrá muchas chicas y chicos jóvenes cazadores, pero aquí, en el valle de Ayora – Cofrentes, cada día somos mas jóvenes cazadores.
Creo que seguiremos cazando siempre, porque yo estoy junto a Bea Romo, Nerea Díez, Bea Rosette, María López y Rocío Bueno en un grupo de Facebook e Instagram, que se llama JOVENES CAZADORAS, y recibimos muchas fotos de chicos y chicas jóvenes cazando en todas las modalidades de caza, por eso creo que la caza no se va a acabar nunca. Eso sí, creo que debemos de tener cuidado con lo que subimos a nuestras redes sociales, porque nunca sabemos quién puede estar detrás de una pantalla.


TC. ¿Qué futuro crees que le depara a la caza?

La caza nunca se acabará. Mientras sepamos enseñar a las nuevas generaciones lo que es ser un buen cazador/a. La gente se cree que la caza es matar un animal por diversión, y no es así. A mí me encantan los gazpachos con caza, el guiso de jabalí, el gamo, las perdices en escabeche, disfruto comiendo las piezas que el monte me da. Si no fuera por los cazadores que llevan agua a las charcas, echan de comer en los comederos, las sociedades de cazadores que siembran cereales... Los animales que están en el campo morirían por falta de comida, agua...
Os aseguro, que a la caza le queda muchísimo tiempo y nunca desaparecerá. Viva la caza y los cazadores.



lunes, 25 de noviembre de 2019

Plato

Menestra de verduras con virutas de jamón.
Francisco Martínez, chef del Grupo Oter, nos deleita con su receta cinegética del mes de noviembre.

Ingredientes:

- Zanahoria.
- Calabacín.
- Brócoli.
- Coliflor.
- Sal, aceite, harina y mantequilla.
- Consomé de jamón y ave.



Preparación:

- Hacemos un rus con 40g de mantequilla, 60g de harina y 1l de consomé.
- Lo dejamos cocer y lo ponemos al punto de sal.
- Torneamos la zanahoria y el calabacín.
- Cocemos todas las verduras por separado y las enfriamos con hielo.
- Agregamos la salsa.
- Terminamos con las virutas de jamón.





jueves, 21 de noviembre de 2019

Graba TC

Sección de vídeos cinegéticos proporcionados por seguidores de la web.
Envía tus vídeos a territoriocinegetico@gmail.com

 Doble lance a conejo


¿Quién anda ahí?

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Sala de trofeos

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com

Corzo de Jaime Valladolid


Buena jornada conejera de Alberto Martín

Precioso venado de Edu Duque

Muflón de montería días después de ser pisteado

Foto de Luis Maroto

De pesca con Pablo Lázaro

Bonito muflón de Cayetano Martín

Enorme jabalí de José Mari

De pesca con José Bernabé

martes, 19 de noviembre de 2019

Canes, por Rehalas León

El naveño.


Ya que mi historia parte de este rincón tan extremeño, como son las Villuercas, Ibores y Jara, me veo en la devoción de dar a conocer lo nuestro, siendo éste el lugar de origen de la raza a la que dedicaré el apartado de este mes, el naveño.

Perros rústicos, serranos, capaces de combatir cualquier adversidad meteorológica, siempre desempeñando a la perfección su papel dentro de la montería.

Siendo el pueblo de Navatrasierra quien dio origen a su nombre, estos perros comienzan su andadura por toda la comarca. En un primer momento dedicados al cuidado del ganado, lo que hace que el constante contacto con la fauna silvestre despierte en ellos la pasión por la caza.

Nadie sabe exactamente el cruce del que nace esta raza, aunque tampoco se puede negar el gran porcentaje de sangre de mastín que corre por sus venas. Perros fuertes, ligeramente caídos de los cuartos traseros, y con el rabo enroscado, fueron los que en sus inicios dieron auge a esta raza. A día de hoy cualquier perro blanco y negro recibe el nombre de naveño por aquellos que desconocen la raza, pero son pocos quienes conservan líneas que tengan relación directa con los perros de antaño.

En cuanto a su capa, podemos decir que los blancos y negros son los más usuales, aunque también encontramos perros blancos enteros, blancos y amarillos, carboneros... Son peculiares las manchas que poseen en la cabeza algunos ejemplares, conocidas como "cuatro ojos" a dos pequeñas manchas de color fuego encima de los párpados y "carrilleros" a aquellos que tienen los carrillos de ese mismo color.

Cinegéticamente hablando y bajo mi punto de vista, es una de las razas más completas creadas para la montería española, perros buscadores, incluso algunos en exceso, caracterizándose por cazar bastante despegados de su dueño, latiendo mucho a las reses y valientes en caso de que haya que plantar cara a algún cochino que no quiera abandonar el encame o que se vea superior en fuerzas a los componentes de la rehala. Pero no es oro todo lo que reluce, el principal fallo de esta raza son los problemas ocasionados en la recogida, demorándose en algunos casos incluso varios días.

He de decir que aunque mi recova no está formada por esta raza, admiro profundamente a aquellas que la perpetúan en el tiempo haciendo posible que no decaiga, así como, aquellos que crearon o aportaron su grano de arena para ello, haciendo mención especial a Germán de Navatrasierra, Jesús, Andrés, Juanito, el Lute, además de todas aquellas rehalas que en la actualidad luchan para que esta raza siga en auge, Julio Bayán de Peraleda de San Román, Jesús Pipas de Valdelacasa de Tajo, Néstor Luis de Navalvillar de Ibor, Carlillos Tadeo y Julio Prieto de Guadalupe, Mario y Juan José de Deleitosa, Ángel de Roturas, Paco Pajas de Valdeverdeja y tantos otros, que aunque no mencione directamente continúan día a día criando y seleccionando ejemplares que aseguran el futuro de la raza, el futuro de la historia. 

viernes, 15 de noviembre de 2019

Tiempos de caza, con Nuria Díaz

La verdad verdadera.

Después del éxito que tuvo mi primer post, donde quise reflejar la esencia de la montería, el dominio del rey del monte, me di cuenta de que todo parecía de color rosa, ¿verdad? Hoy os voy a enseñar la verdadera cara del mundo cinegético, aquella que muchos desconocen y que pocos quieren ver.

Soy una fiel apasionada al mundo de la caza desde que tengo uso de razón, y eso no basta, la caza es infinita, es un libro abierto sin fin el cual nunca dejas de leer porque siempre quedarán páginas libres a nuevas aventuras, por lo que aún me quedan miles de experiencias por descubrir y muchas lecciones que aprender. 

Con ésto quiero decir, que a veces creemos saberlo todo, pero en realidad no sabemos nada. Y yo me pregunto, ¿cómo se verá la caza desde fuera? La típica cacería española está mal vista ante los ojos de una gran parte de la población, pues solamente ven un grupo de personas bien vestidas que disfrutan ante la muerte de un animal. 

Como cazadora, no termino de escuchar esa frase cuando ya he contestado, porque es algo que no deberíamos permitir. Pero no es ésto lo que más me preocupa. Lo que me desconcierta es cuando entre cazadores nos atacamos, muchas veces por simple ignorancia. Lo explico.

Estoy harta de ver tanto a mi como a mis compañer@s nos atacan en el momento en que subimos una foto con un venado pequeño aparentemente, que no vareto, venado. Hablamos de venados que tienen perfectamente 4-5 años pero que genéticamente no están bien desarrollados por x motivo, lo que afecta directamente a sus cuernas, bien por pérdida de calcio, falta de minerales como el manganeso en la alimentación... Lo que deja ver poco más que un vareto, pero que no es así. 

Aquí te das cuenta de lo que verdaderamente muchos cazadores, si así el nombre lo requiere, quieren ver. Si ésto es llamarse cazador, no me considero cazadora. Señores, la caza no es trofeo, la caza es estrategia de control de poblaciones, de retransmisión de enfermedades y, sobre todo, instrumento de gestión.

Y para ello, se establecen previamente planes técnicos de caza donde se tratan temas serios de desarrollo de la población, estimaciones de territorio a cazar, delimitaciones de zonas de reserva... Planes que validan una buena gestión cinegética. Donde se incluyen, entre otros, aquellos venados que nadie quiere ver en fotografías, que dicen dejarnos en mal lugar como cazadores. 

Después de ésto, me quedo pensando que no es mejor cazador aquel que solo busca trofeos, ni tampoco, aquel que solo piensa en la carne sin importarle nada más. El buen cazador es aquel que busca el equilibrio, ésto es, el que bien abate ejemplares representativos como bien contribuye con la población a quitar ciertas reses que lo único que hacen es interrumpir el correcto desarrollo de los que pueden ser buenos ejemplares en un futuro cercano. 

No me importa la percepción del concepto “caza” que pueda tener un ignorante a esta actividad, pero entre este colectivo deberíamos apoyarnos y defenderla como si todos fuésemos uno. Y ésta es la verdad de la caza. 

Este post es de especial importancia para mí, por lo que no dudaré en dejarlo reflejado en mi perfil. Otra vez más, cazadores, espero que os guste.

¡Nos vemos en el monte compañeros!



miércoles, 13 de noviembre de 2019

Galería viva

Envía tus archivos a nuestro correo territoriocinegetico@gmail.com

Preciosa foto de la galguera Patricia Sierra


Preciosa estampa, por Alberto Martín

Foto de nuestro amigo y seguidor Miguel

A la espera

Foto de Salva Hoyos



Podenco, por Javi Calonge

Muflón, por Miguel

Bañas cochineras

Podencos de José Miguel Martín

martes, 12 de noviembre de 2019

La picada, por Iberpesca

XXV Open Lucio.


Una vez más, y ya son dos veces, ganadores del Open de Lucio de embarcación, y cuatro años recibiendo el premio a la pieza mayor, este año con un ejemplar de 8.050 kg.

Qué os vamos a contar que no sepáis ya, un concurso mágico para nosotros, familiar en todos los sentidos y como dijo Antonio Maroto Donado el viernes, es la ilusión.

Marcado por un fin de semana negro de aire, peligroso en algunos momentos y peces difíciles en general. Este año volvimos realizar lo que mejor sabemos hacer en este concurso, tener un plan, una estrategia y confiar en ella. Un papel escrito con doce puntos de los cuales solo pudimos tocar seis, por el fuerte aire, pero con confianza de su funcionamiento, y así fue.

Sois cientos de personas las que habéis dedicado un pequeño espacio de vuestro tiempo para darle a Me Gusta o felicitarnos, otras tantas llamadas y muchos mensajes siempre con el objetivo de darnos la enhorabuena por este XXV Open de Lucio.

Ahora somos nosotros quien os dedicamos a cada uno de vosotros estas palabras de agradecimiento por vuestro apoyo durante todo este fin de semana:

En primer lugar a la gran familia de Bass Madrid que como cada año trabaja duro por estar en todo con Alberto Robledillo Monge al frente, sinceras gracias.

Al camping Balcón de Orellana y a todos sus huéspedes que han hecho de cada salida, cada pesaje, cada final sea un momento mágico, gracias de corazón por esos ánimos que saben a gloria.

A todo el equipo del restaurante el Velero, Rosa Azores Garrido y Celia Almodóvar Crucera, sois muy grandes.

A nuestras familias, que sin ellas y sin su apoyo no sería lo mismo. Súper Rosi, incansable y participativa en todo lo que al Open se refiere. Mi mujer Manoli y las dos princesas que desde la distancia nos mandaban sus audios de ánimo. Sara Valverde Bermejo, Tyty Castillo y el pelirrojo apoyando y deseando toda la suerte del mundo.

Y por último a todos nuestros amigos, sponsors y colaboradores que de una manera u otra han apoyado a los Valverde en este mérito, el resultado obtenido también es vuestro. Gracias a Raúl Tomás, Vidal González, Ángela Cinos, Jesús Crespo, Eric Gracia, Michel Godbille, Carlos Jurado Peskayak, Emilio Tunita, Paco Martín, José Valenzuela, Raúl Allbaits, Klaudiusz Solarewicz, Christian Sotodosos Rodriguez, Enrique García...

LOS VALVERDE Y VOSOTROS FORMAMOS PARTE DE LA HISTORIA DEL OPEN


Kike Cortés de Iberpesca para www.territoriocinegetico.com



viernes, 8 de noviembre de 2019

Solognac, por Bea Alcoya

 La reina.


Comenzamos noviembre.Ya en la mayoría de cotos de nuestro país,  hemos dado alcance a más de una patirroja. Pero seamos sinceros..... Más han sido las que se nos han ido que las que han caído. 

Y aunque por regla general, el ser humano tiende a rendirse ante las derrotas..... Los cazadores estamos hechos de otra pasta y un mal juego solo nos motiva para seguir kilómetros de barrancos y laderos detrás de la reina de la menor. 

Y después, de que como de costumbre vuelva hablar de caza sin freno.... Os voy a resumir, de manera breve, algunos de los muchos productos que Solognac os aconseja para la carrera detrás de las perdices. 

Para mí sin duda los básicos serían, el calzado y la munición. 

Como dice el dicho un caballero y una dama se visten por los pies. Y que mejor manera de disfrutar estos días que con las botas Sg 500 impermeable reforzada de Solognac, concebida para salidas intensivas, su caña semi alta nos proporciona la tranquilidad y seguridad necesaria para poder dar alcance a las tan escurridizas perdices, aún en los terrenos más abruptos y su suela garantiza la estabilidad lateral para que nuestras pisadas sean siempre seguras y firmes. Una bota flexible y transpirable siendo así más cómoda para las largas jornadas perdiceras. 

En cuanto a nuestra escopeta se refiere, cada maestrillo tiene su librillo y en esto de la caza de la perdiz cada disparo es un mundo lleno de oportunidades y es que la astucia de estas gallináceas hacen del juego todo un reto. Para este tipo de caza, os recomendaría el cartucho L900 confort en 34 gr de plomo 7, un T3 con culatin de 16mm. Un cartucho con alma perdicera perfecto para disparos a 30m gracias a su taco exclusivo de Solognac. Con pólvora progresiva para que el haz de perdigones sea lo más homogéneo posible y el retroceso sea también fácil de mitigar, permitiéndonos un encare más rápido, algo de vital importancia en este tipo de caza. 

Resumiendo en pocas palabras, un cartucho con poco retroceso, muy regular y homogéneo en su plomada que junto con su gran velocidad es ideal para las bravas perdices. 

En la caza de la perdiz, los básicos son imprescindibles pero los accesorios son el complemento perfecto para una jornada impecable. 

Alguna de las novedades de Solognac para esta temporada ha sido por ejemplo la cartuchera de piel de calibre 12 para 20 cartuchos, que se adapta fácilmente a la cintura y te permite un acceso fácil y rápida a la munición, además de ser muy cómoda en todo nuestro recorrido.

Por último recordar, siempre es muy importante tener una gran visibilidad con nuestros compañeros de caza y toda precaución es poca, por ello, no te olvides de tu gorra, brazalete o chaleco con tejido EPI (equipo de protección Individual).

Porque lo más importante es volver a disfrutar día tras día de todo lo que el campo y la caza nos ofrecen. 

Qué tengáis un noviembre plagado de buenos lances.


jueves, 7 de noviembre de 2019

Coto abierto

LOBACO, cazador en la oscuridad.

Hoy Moisés Mora, LOBACO, nos presenta su sensacional blog cazadorenlaoscuridad.blog 

LOBACO o cazadorenlaoscuridad.blog es el resultado de cientos de horas de campo, caza, taller, fogatas, fotos, perros, recolecciones, cuchillos y sobre todo, de escritorio y ordenador.

Nació como un mero soporte donde escribir mis relatos, dejar cuatro fotografías de campo, además de compartir algunos inventos que tenía ganas de sacar a la luz. Animado por mis mejores amigos, vio la luz a finales de 2014.

Desde entonces ha sufrido varios cambios, incorporando nuevas secciones y mejorando su visualización y navegación hasta tener la calidad de los principales blogs de caza en castellano. 

El salto definitivo lo dio a finales de 2018 con la profesionalización de la página bajo la asistencia y supervisión técnica de un gran profesional. Hoy bastará teclearlo en cualquier buscador para comprobar que está posicionado en los primeros puestos.

Pero lo que realmente hace amar u odiar a cazadorenlaoscuridad.blog son sus temáticas y contenidos. En sus lindes y ramajes podemos encontrar recetas de cocina entre ascuas y fogones, herramientas y equipos de lo más variopintos hechos por mí mismo. Por sus montes hallaremos muchas setas, espárragos, hierbas y diferentes vegetales con los que elaborar ambientadores, cocinar o curtir pieles. 

Más allá de sus atardeceres encontraremos relatos inventados por un “juntaletras”, jamás aspiro a ser escritor, y muchas narraciones de sus vivencias mientras caza con luna y sin ella. Algún que otro artículo de opiniones y certezas sin más criterio que la experiencia, el ahondar en las raíces, y andar siempre de cara. 

Ganador del II certamen de premios Playmocaza a la excelencia cazadora en la categoría de artículo de caza.

Todo ello entre presentado por un tío calvo y “malhablado” con la “castaña torcía” la mayor parte del tiempo, la caradura del que vive “fuera de su tiempo” y la rudeza de quién se hizo así mismo en contra de vientos y mareas. Acompañado de sus perros desde siempre.

A día de hoy cazadorenlaoscuridad.blog sigue creciendo y ampliando horizontes, este 2019 va a contar con varias colaboraciones, alguna que otra prueba de material y alguna sorpresa que será desvelada en su día. También he implementado una política de publicidad para colaborar con aquellas entidades o empresas que pudieran estar interesadas.

Sus suscriptores forman una comunidad consolidada que acoge a todas aquellas gentes que quieran dar el sencillo paso de registrarse. Cuentan con las ventajas de tener acceso a contenido exclusivo y participar en el sorteo de un cuchillo a lo largo de este año.


Moisés Mora, LOBACO, para www.territoriocinegetico.com

martes, 5 de noviembre de 2019

El consejo de Montse

“El que espera... No desespera”.


Hola a todos compañeros, 

Un mes más escribo estas líneas para intentar acercaros mi consejo más personal. Hoy quería tocar una de las modalidades de caza que más me apasiona, la espera.

Quién ha probado esta modalidad sabe que engancha, quién lo prueba repite y quién no lo ha experimentado está deseando hacerlo. Ésto es lo que me paso a mí.

Inmóvil con un silencio sepulcral desde que anochece hasta que el jabalí entra en el puesto o el aguardista desespera, porque, ¿cuántas noches te vas a casa después de haberle visto entrar día tras día a comer en las cámaras y el día que decides hacerle la espera ese día no entra?

Son animales muy listos, más de una vez los he tenido rondando y bufándome durante horas después de estar quieta como una estatua para después irse.

Las esperas pueden incluirse dentro del plan cinegético de cada coto o pueden ser solicitadas por daños a la agricultura en la Junta o Delegación territorial de caza y medio ambiente de cada Comunidad.

En el caso de las esperas por daños, tendremos presentes algunos de los siguientes consejos:

Realizar un control en las tierras en las que visualmente apreciemos más daños, normalmente podemos detectar hozaduras en los bordes de los sembrados y rascaderos en los árboles cercanos. Podemos empezar por las tierras más cercanas al monte, para después ir ampliando nuestro radio de búsqueda. Una buena forma para saber “quién visita esas tierras”, es instalar cámaras de fototrampeo, con ellas podemos obtener información como horarios de entrada al puesto, tamaño de los ejemplares, querencias...

Una vez encontrada una zona “tocada” por los cochinos, debemos preparar el puesto. En este punto debemos tener muy en cuenta diversos factores como son:

La dirección habitual del viento en la zona o la querencia de paso de los animales a la tierra. Siempre que tengamos la posibilidad, será conveniente elevar el puesto sobre la altura del cebadero, ya sea con torretas realizadas para dicho fin, o con estructuras en árboles cercanos. En el caso de no poder elevar el puesto, daremos mucha más importancia a la dirección habitual del viento.

También dotaremos con especial significancia nuestro camuflaje con el puesto y a preparar éste, para que sea lo más cómodo posible, pues lo normal es que pasemos varias horas inmóviles hasta que el macareno esperado aparezca.

Una vez preparado el puesto, nos disponemos a salir la primera noche de caza. Algunos consejos en la llegada al puesto son: 

Evitar pasar cerca de la zona de transito de los cochinos al acceder al puesto, llevar el arma cargada para no hacerlo en el puesto, no utilizar perfumes ni ropa con olores que puedan hacer desconfiar a los animales, y sobre todo, silencio, mucho silencio.

El equipo que utilizo dependerá del lugar en el que realice la espera, cuando se trata de grandes extensiones de siembras, utilizo un visor con buena luminosidad y un rango de 3 a 12 aumentos y en el caso de puestos cerrados en el monte suelo utilizar el punto rojo.

En los meses fríos no podemos olvidarnos de la ropa de abrigo, monos completos, guantes, pasamontañas...

En los meses mas calurosos debemos tener en cuenta la casi segura presencia de mosquitos en el puesto, por lo que recomiendo llevar algún tipo de gorra con mosquitera o usar repelente de insectos.

Según la legislación de cada Comunidad, se podrán utilizar linternas o no en las esperas nocturnas al jabalí, en mi caso, en Castilla y León, sí están permitidas, por ello nunca falta mi linterna en el soporte del rifle.

Concluyendo, las esperas son una de las modalidades de caza más apasionantes que conozco, la total oscuridad, el silencio, la soledad de encontrarte tú sola ante ese berraco soñado, los ruidos de la noche y sobre todo, la incertidumbre del no saber si entrará, hacen que sea una pasión difícil de explicar.

Dicho todo ésto, compañeros, os puedo decir desde mi experiencia, si tenéis oportunidad aprovechéis a hacer un aguardo, la sensación que produce el silencio en medio del monte, el corazón se te acelera con el chasquido de una rama o cuando le escuchas comer en el puesto. Esa sensación creo que solo es comparable a cuando un macareno viene rompiendo monte con una ladra detrás, estado de nervios y emoción que hace que el corazón se te ponga en un puño. Cada salida siempre es un desafío, pero siempre que salgo lo hago con la misma ilusión que el primer día y aunque regrese sin haber obtenido el resultado que esperaba, esta pasión hace que al día siguiente lo encare con más ganas.

Y no quería despedir este post sin mencionar las esperas con luna llena, para mí sin duda alguna las más especiales, son noches interminables en las que no hay reloj, el tiempo se para, ves absolutamente todo el monte y ahí es cuando si doy uso a los prismáticos ya que cuando me voy del puesto, recorro cada rincón del coto, cada tierra, para dar con ellos. Esas noches en las que después de estar en el puesto te sientas en silencio en el coche y vas mirando tierra por tierra... ¡Qué tendrá la luna que nos gusta tanto a los esperistas! 

¡Un saludo a todos compañeros! Nos leemos en el siguiente post y como siempre, ¡viva la caza! 



viernes, 1 de noviembre de 2019

Carta de la web

Balas y gatillos.


La Carta de la web de este mes, si nos ponemos a leer su título, parece más un relato que una carta de inicio. Dejando al margen románticos titulares, cabe destacar esa llamada tan necesaria cuando empuñamos un arma.

Noviembre, mes de plena veda, en el que en nuestros montes cientos de personas disfrutan de ésta ancestral pasión. Pero los tiempos han cambiado, de ahí que las balas y gatillos no siempre sean bien empleados, con el correspondiente riesgo de trágico desenlace.

Grandes proyectiles, espectaculares fusiles que más allá de satisfacer al cazador, fruto del avance tecnológico en cuanto a prestaciones, son peligros de reflexión corporativa. >

Conversaciones mañaneras que laten sobre nuevas adquisiciones, dejando en el rincón de pensar a la bohemia paralela o de un caño. 

Porque los tiempos han cambiado, la manera de montear ha favorecido todos esos lances plasmados en metros, y no en los antiguos pasos. 

Y sí, el peligro también ha subido, fruto de las balas y gatillos, pero sobre todo, de nuestras manos. 

Por favor, prudencia.