martes, 1 de agosto de 2017

Carta de la web

Hasta siempre, Mel.


Humilde y merecido homenaje de www.territoriocinegetico.com a Mel, porque decir hoy Melania Capitán es trasladar el dolor a la máxima potencia. 

Desde que nuestro portal está en marcha, podemos confesar que la intensidad con la que la consternación nos ha invadido, después de que este mal sueño saliera a la luz, no ha tenido consuelo. Diferentes razones son las que sustentan tal pesar, su hobby cinegético, su edad, pero sobre todo la única destacable para nosotros, esa que rompe con el “a mí me parece”, una persona se ha quitado la vida. 

Mucho se ha escrito sobre Mel, y aunque no he tenido el gusto de conocerla en persona, como todos y cada uno de los que han escrito auténticas barbaridades sobre ella, puedo aseverar que nada se debe llevar en su pesar, Mel no ha hecho nada malo, simplemente tenía una afición con la que cumplía dentro del marco legal, el mismo que le ha desprotegido y que urge replantearse, imperiosa necesidad para castigar los juicios de valor, para poner un límite legislativo a aquellos que no lo tienen en su moral, y aplicarlo a todos los ámbitos que son corrompidos por la difamación subjetiva, a todos. 

La demagogia con la que la sociedad justifica cualquier acto que transgreda la ideología ajena, es vil, cobarde y partidista, detrás de cada persona hay unos sentimientos. Tal electoralismo sustenta el “vale todo para según quien”, tan sencillo como mencionar la cantidad de casos en los que conductores conducen, conducimos, simplemente a una velocidad por encima de lo establecido, por no mencionar alcohol o drogas, sirviendo tantas para incluso ponerse automedallas. Deleznable, este elemental ejemplo en el que sin querer hablar de porcentajes, acerca a las claras cómo somos pusilánimes y sectarios. ¿Por qué no acosamos en las RRSS a los conductores que están siendo negligentes con la ley? ¿Por qué no acosamos en las RRSS a los conductores que somos negligentes con la ley? ¿Por qué no nos acosamos nosotros mismos? Ni que decir la mierda que enviamos en nuestros Whatsapp, no olvidemos que somos cómplices a diario de divulgaciones que fomentan infinitas actividades repugnantes y sobre todo ILEGALES. Simplemente es una muestra fehaciente de lo irracionales que somos, hay tantos ejemplos que estaríamos colapsando las redes con basura, pero no nos olvidemos de una obviedad, lo haríamos dejando al margen lo que uno piensa, y sí castigando aquello que está fuera de ley. 

No entramos en los motivos por los que Mel decidió quitarse la vida, le pertenece a ella, mínima honra que se debe tener con cualquier persona, si bien es evidente que sufrió, y que quien lo hizo no tiene justificación por más que la busque. 

www.territoriocinegetico.com contactó con Mel en marzo, queríamos publicar una breve entrevista, nos contestó e incluso nos mandó un texto introductorio para poder conocerla más y mejor. Hoy, no sin lágrimas en los ojos, y con esa mirada del que piensa sin pensar, leemos una y otra vez su texto:

"Mi pasión por la caza empezó antes de lo que puedo recordar. Con pocos años de edad ir al monte se convirtió para mí en la mejor medicina, con 18 años mi sentimiento por la caza iba creciendo a pasos agigantados.
Los perros de pluma empezaron a llamar mi atención y junto a ellos empecé a practicar la caza de la becada, soy una amante de la dama del bosque y todo lo que conlleva su caza.
Los años pasaron y yo sigo aprendiendo de esta modalidad temporada a temporada junto a mis perros.
Por otro lado, no podría hablaros de mi sin hablar de corzos mi otra modalidad de caza mayor que me robó el corazón y los nervios con 20 años y a día de hoy aún sigo restándole los días a los meses esperando la llegada de los duendes.
También me podría definir como una luchadora por defender esta pasión, modo de vida o incluso el motor que me mueve para vivir. 
Soy cazadora de corazón y lo que entra en el corazón nunca más se va".

Poco antes de dejarnos www.territoriocinegetico.com mandó un correo, como tantas personas lo hicieron, para mostrarle el apoyo por el ensañamiento que estaba padeciendo. 

Hoy ya es tarde, Mel la chica de la eterna sonrisa se ha ido, pero somos muchos los que no la olvidaremos jamás. 

“Soy cazadora de corazón y lo que entra en el corazón nunca más se va”. 

¡Hasta siempre “capitana”! 


Manu.V 

No hay comentarios:

Publicar un comentario