miércoles, 29 de marzo de 2017

De barrera a barrera

Eva Rius.
Hoy conocemos a Eva Rius, psicóloga gerundense que en 2003 decidió hablar en primera persona sobre la caza. Ganadora de varios campeonatos cinegéticos y una actual exponente de la incidencia de la mujer en la caza.


TC. ¿De dónde te viene la afición por la caza? 

ER. Mi afición por la caza me viene de mi marido. Él es un gran amante y apasionado de la caza, un gran aficionado a la competición de caza menor con perro y al tiro. Él me brindó la oportunidad de acompañarlo en sus cacerías y siempre me animó, lo que hizo que se me despertaran las ganas de acompañarlo y de ir a cazar con él. También es mi maestro en la caza. 

Empecé acompañándolo en alguna de sus cacerías, de morralera, hasta que en el año 2003 me decidí a apuntarme a un coto e iniciarme en el deporte de la caza. Ahora vivo la caza, es mi verdadera pasión y estoy contenta por haberme decidido a cazar. 



TC. ¿Qué tipo de caza practicas? 

ER. Practico la caza menor con perro al salto. Lo que más me gusta es la caza de la perdiz. También practico la caza mayor y el San Humberto. 


TC. ¿Podrías contarnos ese lance o vivencia cinegética que más te haya marcado? 

ER. Hay muchos lances y vivencias cinegéticas que te marcan. Pero si tengo que escoger el lance que más me marcó es el de una perdiz salvaje abatida en tierra de Aliste (Zamora), a una gran distancia y que además cayó alada, lo que propició que el perro después de un buen rato consiguiera cobrarla. Todo era complicado, la pronunciación de la ladera donde andaba, la espesura de la vegetación, el agotamiento físico del día tras las perdices y mi experiencia que tenía en este momento fue de este lance inolvidable. 


TC. Has participado en numerosos campeonatos, teniendo excelentes resultados en éllos, ¿con cuál te quedarías? Explícanos por qué. 

ER. De todos los campeonatos que he participado sin duda me quedo con la final del Campeonato de España de Caza Menor con Perro en Quintanar de la Orden, en 2014. Por su excelente organización y por cómo se volcó el Coto y el pueblo de Quintanar de la Orden en la prueba. En este Campeonato se hizo historia al celebrarse el I Campeonato femenino nacional de caza menor con perro. 

Hay un campeonato que recuerdo con mucho cariño que es el primero que gané, el II Campeonato femenino Autonómico de Caza Menor con Perro en el Coto Pons, en 2009, organizado por la Federación Catalana de Caza. Me alegró mucho ganarlo. Siempre había vivido los campeonatos de caza menor con perro desde la barrera y participar y ganar fue muy especial para mí. 


TC. Cada día son más las mujeres que cazan, ¿cuál crees que el motivo de este importante aumento en las licencias femeninas? 


ER. Las mujeres cada vez más se hacen más visibles en la caza por aparecer en las redes sociales, en las revistas, en diferentes medios y en la sociedad en general. 

Además, ya se ha regularizado la presencia de la mujer en la competición de caza, en San Huberto, en Caza Menor con Perro y en otras modalidades de caza. 


TC. ¿Qué es para ti la caza? ¿Qué valor crees que representa? 

ER. Para mí la caza es mi gran pasión. Disfruto al máximo de la caza, de un día con los perros y en la naturaleza. Es mi vida, mi forma de vivir y todo gira en torno de ella. 

En mi vida la caza tiene un gran valor. Un valor muy alto, justo después de lo más importante en mi vida, que es la salud y la familia. 



TC. Hacia dónde crees que se dirige la caza. 

ER. Teniendo en cuenta que es el segundo “deporte” en licencias federativas, después del futbol, teniendo en cuenta nuestras raíces ancestrales cinegéticas y teniendo en cuenta el momento actual de convivencia social creo que todo pasa por buscar una razón de equilibrio sostenible. Por lo tanto, la caza se dirige a encontrar este equilibrio sostenible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario