martes, 31 de marzo de 2020

De barrera a barrera

María Palacios
Hoy entrevistamos a María Palacios, joven cazadora madrileña que destaca la importancia del correcto uso de las publicaciones para la defensa de la actividad venatoria.


TC. Hola María. Para todos aquellos que nos leen, ¿quién es María Palacios?

MA. Me defino como una loca apasionada. Soy María Palacios, vivo en Madrid y tengo 19 años . He crecido totalmente rodeada de este mundo.

Siempre he tenido claro que esta afición será para toda mi vida, nunca dejaré de ser cazadora. 


TC. ¿De dónde te viene esta afición?

MA. Toda esta afición viene de la familia de mi padre. Mi abuelo, que en paz descanse, fue galguero toda su vida. Sus hijos,mi padre y mi tío, teniendo gran maestro, me trasmitieron la pasión por la caza. Con apenas 8 años ya estaba loca por irme cada domingo a la menor con él, no me perdía ni una. Pasaba semanas de nervios, hacía todos mis deberes lo más rápido posible para tenerlo todo en orden, deseaba que llegara el fin de semana. Desde entonces compartimos juntos todas nuestras jornadas. Podemos rellenar un gran álbum con miles de anécdotas y experiencias vividas. 
Siempre ha sido y será mi gran maestro.


TC. ¿Qué tipo de modalidad cinegética practicas?

MA. Tengo la suerte de practicarla en su gran mayoría. Practico la caza menor minoritariamente con pointer y otras veces con hurón, también los llamados ``ojeos´´. Mi padre es criador de pointer desde hace muchos años y siempre que podemos nos escapamos una mañana con ellos. Cazamos la perdiz y sobre todo el conejo. Solo por comer el arroz con conejo que prepara nuestro compañero Mariano en el coto ¡merece la pena ir! Me apasionan las monterías, cuando se abre la temporada ¡no hay quien me vea el pelo un fin de semana! Pero soy una loca de los recechos y las esperas.


TC. ¿Cuál es la modalidad que más te gusta?

MA. Como bien he mencionado, soy una loca de los recechos. En general es la modalidad que más me gusta, el hecho de ir detrás de un animal en concreto, estudiarlo, adentrarse y descubrir su propio hábitat. En especial el rececho de corzo, se me ponen los pelos de punta con ellos. Bien son llamados ``duendes´´, capaces de ponerte los nervios y emociones a flor de piel. Lo practico desde hace al menos tres años, han constituido las mejores experiencias que puedo tener dentro de este mundo. Todos los recechos son muy especiales, pero el de el corzo en concreto, bajo mi opinión el que más. Deciros a aquellos que todavía no habéis tenido la oportunidad de probarlo que lo hagáis cuanto antes, y como yo descubráis nuevas emociones que antes no habíais sentido. Sin duda me decanto por la caza mayor en todos sus aspectos.


TC. ¿Nos puedes relatar esa vivencia cinegética que más te haya marcado?

MA. La mejor vivencia que he tenido hasta el momento fue el lance de un rececho de Macho Montés. Después de una mañana ajetreada detrás de ellos, no encontraba la manera de tenerlos apenas diez segundos, y el viento en mi contra. Daba la mañana por perdida, bajando del monte se levantó un macho a unos cincuenta metros en el risco de al lado. Era mi gran oportunidad, pero echó a correr y no había manera de pillarlo. Conseguí volver a verlo pasados unos minutos. No me lo pensé ni dos veces. Rifle en trípode, encarado, yo estaba de los nervios y no paraba de temblar. Se metió detrás de una mata, estaba segura que iba a asomar por alguno de los lados. De pronto asomó un trozo del cuerpo, ni me lo pensé, disparé al segundo. Nada se volvió a mover, no vi que escapara por ningún sitio. Estaba muy segura de que le había dado. Fui allí directa. Tuve que subir hasta el risco más alto que había, allí estaba. Ha sido el lance que más me ha marcado, un tiro-un macho. Más de 500 metros eran los que nos separaban, no podía creérmelo. 


TC. Perteneces a JOCAMA, Jóvenes Cazadores Madrileños. ¿Qué es exactamente?

MA. JOCAMA es una asociación denominada Jóvenes Cazadores Madrileños. Destinada a jóvenes cazadores responsables con el medio rural donde comparten todas sus vivencias cinegéticas. En ella culmina el respeto y la pasión por esta nuestra afición. Se organizan todo tipo de actividades y reuniones desde tiro al plato hasta jornadas de caza. 


TC. Según tu criterio, ¿cuál es el principal lastre que tiene el sector?

MA. La lacra de la caza sin duda son las Redes Sociales. Desde gente detrás de un perfil falso haciéndose llamar ``animalistas´´ y atacando e insultando a todo nuestro sector sin escrúpulo alguno, hasta integrantes de nuestro colectivo haciéndose pasar por ``cazadores/as´´ mostrando una irrealidad totalmente opuesta a la caza y paralela. La lacra de animalistas ha llegado tan lejos que como consecuencia hemos tenido la pérdida hace varios años de una gran compañera y apasionada de la caza, Mel Capitán. 


TC. ¿Qué futuro crees que le depara a la caza?

MA. No sabría bien qué responder. Espero que no acaben los llamados políticos (lacra política) con nuestra pasión. Todos los que formamos este colectivo deseamos que perdure en los años. Es tanto lo que ofrecemos y damos desde la economía española, empleo... La caza no es solo perfectamente compatible con la conservación de la biodiversidad; es más, es totalmente imprescindible para mantener los ecosistemas. 



TC. ¿Puedes mandar un mensaje a todos esos jóvenes aficionados que nos leen?

MA. A todos aquellos que me leéis, deciros que no os rindáis nunca ni dejéis que nada ni nadie os cambie vuestra percepción sobre el mundo de la caza. Al parecer vienen tiempos difíciles para nuestro colectivo. Es ahora más que nunca cuando tenemos que estar unidos y luchar por que nadie nos arrebata lo nuestro y menos un par de políticos. A las nuevas generaciones, deciros que tenéis que tener muy claro lo que sois y lo que queréis ser, y sobre todo fuertes, por desgracia no lo tenemos nada fácil. Salir ahí fuera y defended lo vuestro, orgullosos/as, llenaros de vivencias, contadlas y sobre todo disfrutad.

www.territoriocinegetico.com



Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario