jueves, 5 de marzo de 2020

El consejo de Montse

Sanseacabó

El mes de febrero llega a su fin y con ello el final de la temporada montera. Temporada montera que todos hemos ansiado que llegase, y que como cada año pasa volando.


Y llegado el mes de marzo llegado el dilema: ¿Ahora qué hacemos? ¡Un mes entero sin cazar! 
Os voy a contar lo que me gusta hacer en este mes tranquilo en cuanto a caza, pero no tanto en salidas al campo.

Limpieza de armas y accesorios: 

Como una tradición, el primer fin de semana tras el cierre de las monterías le dedico a dar un repaso de limpieza, un poco más a fondo de lo habitual a todas las armas de mi armero, visor, mochila, prismáticos, engrasar el trípode... También me gusta aprovechar este mes para mandar los rifles a la armería, ponerlos a tiro, cambiar los visores, realizar alguna reparación o cambio de munición para los corzos.

Control de corzos: 

A menos de un mes de la apertura de la temporada corcera, este momento es perfecto para ver sobre el terreno, los territorios de los corzos que nos pueden interesar abatir en unos meses. Cualquier excusa es buena para salir al campo y dar un buen paseo.

Preparación y control esperas jabalí: 

Otra de mis excusas perfectas para salir al campo cualquier tarde. Controlar los pasos, bañas y zonas de movimiento de los jabalíes para preparar los puestos, aun que todavía queda hasta que se empiecen a conceder permisos por daños, es importante ver como tienen el coto, los pasos frecuentes y horarios en los que se mueven.

Subastas armas de la Guardia Civil: 

Otra tradición más de los meses de marzo. Asistir a las primeras subastas de armas de la temporada. Algunas de estas son pobres en cuanto a calidad y cantidad de armas, otras como la de Madrid suponen una buena oportunidad para hacerse con un arma a un precio “económico” o con algunas joyas que pueden servirnos para decoración.

Taxidermia básica:

Como muchos sabéis, me gusta junto con mis compañeros de caza, preparar los trofeos nosotros mismos, económicamente el ahorro es mínimo, pero los momentos que pasamos preparando los trofeos de la temporada, son recuerdos que nos acompañaran siempre.

Fotografía y vídeo:

Siempre que puedo me gusta salir a fotografiar o grabar la fauna de la provincia de Ávila e instalar cámaras de foto-trampeo. Teniendo una buena base de datos con fotos y vídeos de los animales que componen el panorama cinegético castellano.

Afinar puntería: 

Cuando el tiempo acompaña, como este año, apetece y mucho ir a tirar al plato o al blanco con amigos. Por eso siempre que puedo intento acercarme a algún campo de tiro, acompañada de amigos que tengan experiencia en este deporte y que puedan transmitirme sus consejos y corregir mis disparos herrados.

Mi familia: 

Intento pasar tiempo con ellos, pues una vez llegue abril, sera difícil compaginar trabajo, familia y corzos. Aprovechando las tardes y el tiempo primaveral para reencontrarme con amigos y pasar tiempo junto a mi hijo. 

Mi consejo es que no veamos estos días como parón o un tiempo para descansar y no hacer nada. Los días pasan volando y la nueva temporada está a la vuelta de la esquina, aprovéchalo, camina, ponte en forma, pues los meses venideros serán duros.

¿A qué dedicáis vosotros este mes tan importante?

Un saludo, nos leemos en el siguiente post. 

¡Viva la caza!



Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario