martes, 29 de enero de 2019

De barrera a barrera



Mikel Gómez Beloki.
Hoy entrevistamos a Mikel Gómez Beloki, biólogo en la Federación Extremeña de Caza. Nos realiza un breve recorrido sobre la incidencia de la caza en Extremadura, la salud de la misma y los proyectos e intervenciones que se llevan a cabo.

TC. Muy buenas Mikel. ¿Nos puedes resumir brevemente quién eres y qué papel representas en el sector de la caza?

MGB. Aunque nací en el Pais Vasco, llegué a Extremadura a muy temprana edad por lo que toda mi actividad relacionada con el sector se ha fraguado a caballo entre las provincias de Cáceres, de donde es mi padre (Robledillo de Trujillo) y Badajoz, localidad donde resido desde hace más de 30 años.
Soy Cazador , licenciado en CC.Biológicas y actualmente trabajo como técnico en la Oficina de la Caza que tiene FEDEXCAZA en su sede de Badajoz


TC. Desde muy pequeño eres aficionado a la caza. ¿Qué modalidades de caza practicas?

MGB. Principalmente las modalidades de menor, al salto, en mano con los amigos y el puesto fijo a las migratorias, aunque alguna vez hago incursiones a la mayor con esperas de jabalí o alguna montería. Como se suele decir "tienes más vicio que una tomatera".


TC. ¿Cuál es la modalidad que más te aporta?

MGB. Sin lugar a dudas la caza en mano con mis perros y mis amigos. Ver trabajar los perros para hacer salir de sus encames a liebres y conejos o la muestra sobre una perdiz me hace tener sensaciones que solo los que practican esta actividad pueden llegar a entender.


TC. ¿Nos relatas la vivencia cinegética que más te haya marcado?

MGB. Después de tantos años, han sido muchas las vivencias y anécdotas que se me vienen a la cabeza, por lo que me es muy difícil decidirme por una, evidentemente todas van relacionadas con mis perros, la mayoría podencos, aunque también los ha habido y hay de muestra.

Por decantarme por una sería mi primera liebre que además coincidió con el fatídico año 1988, año en el que apareció la NHV y arrasó con las poblaciones de conejos en gran parte del territorio nacional.

Tras haber fallado las primeras tres liebres que había tirado en mi vida descargándole la escopeta a cada una de ellas, entonces eran 5 disparos, ese día 12/10/88 fue un día especial, era el comienzo de la temporada y habíamos oído ya de la existencia de la enfermedad vírica del conejo, pero no eramos conscientes de como había afectado en nuestro coto. Basta con saber que el último día de caza de la temporada anterior entre mi padre y mi tío habían abatido 20 conejos y ese día solamente se cobró la liebre que yo maté y que era mi primera.

Iniciamos la jornada de caza acompañados de mi podenco barcino "Clay" que hacía las delicias de mi padre y de mi tío, ya que nunca habían tenido un podenco que parase la caza cual perro de muestra, en cuanto comenzamos la jornada nos dimos cuenta que la finca se había quedado prácticamente sin conejos, yo tenía una sensación de rabia e impotencia ante la situación que no me dejaba disfrutar del campo como siempre lo hacía aún siendo morralero de mis mentores.

Pasadas un par de horas de caza sin resultados me dijo mi padre que cogiera la escopeta porque iba a sacar el agua del macuto, y fue en ese momento cuando mi perro se quedó de muestra. Yo en principio por el sitio que era, una zona de monte bajo bastante apretado, pensé que era un conejo y me acerque al perro para azuzarlo a que entrara a por la presa, cual fue mi sorpresa cuando lo que saltó fue una liebre enorme, o al menos a mi me lo pareció, inmediatamente apunté y disparé, pero como mis anteriores encuentros con liebres no habían sido afortunados, a pesar de impactar claramente el primer tiro en la liebre y esta iba dando ya la típica voltereta, le pegué el segundo por si acaso. 

Ese momento ha sido para mí uno de los que más tengo marcado en mi memoria cinegética.


TC. Biólogo en la Federacion Extremeña de Caza. ¿Qué función desempeñas en ella?

MGB. Desde la Oficina de la Caza llevo a cabo el asesoramiento y gestión a las Sociedades Locales de Cazadores federadas. Planes técnicos, ampliaciones, constituciones de cotos, solicitudes de acciones ordinarias y por daños, comunicaciones de acciones de caza mayor y menor, etc.

Estamos inmersos en varios proyectos encaminados a la recuperación de la fauna menor, tenemos aprobada la constitución de un grupo operativo de innovación para el buen manejo de los explotaciones agroganaderas y su compatibilidad con la biodiversidad, así como también estamos desarrollando otro que vela por la salud de la cabaña ganadera doméstica y silvestre frente a la tuberculosis.

En breve nos pondremos manos a la obra con un proyecto Life sobre el conejo y otro sobre custodia del territorio.

En definitiva, intentamos preservar la actividad cinegética desde un punto de vista científico, para hacer ver a la sociedad que gracias a la venatoria los ecosistemas se encuentran conservados y protegidos.


TC. ¿Hacia dónde crees que dirige en la actualidad la caza?

MGB. Tras las últimas elecciones autonómicas en Andalucía, ha habido un importante cambio, al menos a nivel político, con esto no quiero politizar la caza, ni mucho menos, pero si es cierto que se ha podido tratar de un punto de inflexión en el que nuestros dirigentes van a tener que posicionarse claramente y de nada van a valer las medias tintas ni el ponerse de perfil. La caza y el mundo rural han hablado y se han posicionado claramente en las urnas frente a aquellos que desde sus despachos o grandes urbes quieren decidir de qué, cómo y cuándo, han de hacerse las cosas en el medio rural.

La caza debe ser una actividad a tener en cuenta dado que fija población al territorio, es un recurso económico muy importante, véase el informe de Deloitte sobre la caza en España, y sirve como garante de la salud pública y de nuestras cabañas ganaderas y para el control de especies que suponen un peligro para la seguridad vial.


TC. Extremadura tiene al sector cinegético como una de la mayor fuente de ingresos y desarrollo turístico para el mundo rural. ¿Qué es la caza para Extremadura?

MGB. "La caza aporta a Extremadura tanto como el Gobierno de la Nación aporta en los presupuestos generales del Estado". Creo que con este titular del diario HOY está todo dicho. Nuestra región es puntera en conservación de espacios naturales y biodiversidad, y gran parte de ellos se encuentran enclavados en cotos de caza, esto es síntoma de la buena gestión de los mismos y de como son totalmente compatibles y complementarias la actividad cinegética y la conservación.


TC. La mixomatosis en la liebre, la peste en el jabalí. ¿Cómo crees que se va a afrontar estas cuestiones? ¿Qué consecuencias se pueden presentar?

MGB. En cuanto a la mixomatosis, la situación actual es muy preocupante y puede llegar a producir extinciones locales en algunas zonas.

En Extremadura y tras la bajada de las temperaturas se ha apreciado una disminución en los casos, pero no podemos tener datos aún de la incidencia en nuestras liebres, aunque si sabemos que se ha dado prácticamente en toda la provincia de Badajoz y algunas localidades del sur de la provincia de Cáceres. Desde el Ministerio de Agricutura, la Fundación Artemisan y la Real Federación Española de Caza se ha organizado el I Foro sobre enfermedades de la fauna silvestre en la que se habló de esta y de la PPA.

Ya sabemos que se trata de un virus similar al del conejo que ha mutado y ha pasado a la liebre, lo que aún desconocemos es la incidencia y virulencia del mismo y si se va a tratar de un episodio aislado o si ha llegado para quedarse.

Nosotros hemos recomendado no cazar en aquellos cotos donde se aprecie la enfermedad o donde las poblaciones de liebre se hayan visto muy mermadas, además de facilitar alimento y puntos de agua allí donde sean necesarios y realizar un estricto control de predadores. Por otro lado también consideramos importantísimo el retirar los cadáveres del campo para evitar la propagación del virus.

Respecto a la PPA, teniendo en cuenta que se encuentra cada vez más cerca, debemos extremar las precauciones y estar alerta ante la posible aparición de algún caso. De ser así sería un mazazo, no solo para la actividad cinegética, principalmente para el sector ganadero del porcino.


TC. ¿Qué es para tí la caza?

MGB. Cultura, pasión, sentimiento, vida, conservación, economía.
Es mi forma de entender la vida y la que trato de transmitir a mis hijos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario