jueves, 7 de febrero de 2019

Coto abierto

Playmocaza, dos años después.

Hoy, hablamos con Dani Gómez, creador de Playmocaza. Una visión diferente y moderna de contar caza.

Qué difícil es hablar de uno mismo, y es que parece que fue ayer, pero no. Más de cuatro años han pasado desde que metí en mi morral un corzo, un jabalí y un click de Playmobil, y dos años harán ahora en febrero desde que la web de Playmocaza viera la luz. Menudo camino el andado, ni en sueños me hubiera imaginado cuántas puertas abriría con este singular y único proyecto.


Pero pongamos todo en orden. Como sabes, y si no te lo explico, Playmocaza es un proyecto que intenta acercar la caza al público general y especializado por medio de recreaciones con Playmobil por un lado, y por el otro hacerlo por medio de mis propias vivencias personales como cazador que soy. Estas recreaciones y vivencias las suelo compartir en mi web, también en las redes sociales, YouTube y también en algunas ocasiones en exposiciones. Además, debo incluir ese otro intangible que este proyecto busca desde su primera idea, que es contar la verdad de la caza, defender sus valores, e intentar ensalzar y difundir lo que desde mi punto de vista entiendo por buenas praxis en la actividad cinegética.

Ésto, aparte de plasmarse en lo anteriormente enumerado, también es plausible en la organización de los "Premios Playmocaza a la excelencia cazadora". Cumpliendo su segunda edición e incluso también en el programa "Caza, pesca y naturaleza" de radio Intereconomía, donde soy responsable de la sección tiempos modernos.

No es poco lo dejado por el camino andado. Siete participaciones en ferias con exposiciones de dioramas o maquetas sobre la caza, con mucho cariño recibido por parte de los espectadores. Más de 30 vídeo-reportajes en YouTube, superandolas 136 mil visitas, miles de fotografías en web y redes sociales, más de 125 entradas en el blog, apariciones en TV y radio y colaboraciones con importantes empresas del sector.

El crecimiento y la evolución son evidentes, no obstante y aunque esté orgulloso de todo leste trayecto, al final, lo que de verdad da sentido es la defensa de la caza, que es mi pasión, la de mostrar la realidad de ésta, de inculcar en otros cazadores una nueva visión de respeto y valores y de una mejor imagen de nuestra actividad, pero sobre todo quedan las personas. Para mí, es un verdadero honor y placer haber conocido a tantas personas con elevados conocimientos sobre el campo, con ideas sobre la caza tan respetuosas y modernas. En general, tan buenas, con las que además en muchos casos he conseguido hacer amistad.

Toca mirar al futuro, y dentro de poco mi tiempo será menor, cosas de la edad y de la evolución humana, pero mientras que la ilusión por el mundo de la caza siga dentro de mi piel, allí estaré con Playmocaza buscando la defensa y la muestra de ésta a propios y extraños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario