martes, 15 de octubre de 2019

Canes, por Rehalas León

Presentación de canes.


Ligado al comienzo de esta nueva temporada, queremos compartir con todos los amantes del mundo del perro, nuestras experiencias con las diferentes razas que han pasado por nuestras manos, no exclusivamente perros dedicados a la caza mayor, sino un amplio abanico de razas de las que hemos sido propietarios. 

Mi afición, directamente relacionada con la vida rural de los pueblos de estas sierras villuerquinas, me han hecho mantener día a día el contacto con nuestros fieles compañeros de campo. Desde muy pequeño mi padre me inculcó el respeto y el cariño hacia nuestros perros, y es que prácticamente me han salido los dientes entre ellos. 

Mi bisabuelo, desde siempre ha tenido un par de perras en casa, que junto al hurón utilizaba para coger algunos conejos para el gasto de casa. Pero no fue hasta más tarde, cuando mi padre comenzó a cazar. Rondaban los años 80, cuando vino a mi pueblo un maestro a la escuela, D. Pedro Cuadrado, de Garciaz. Hasta entonces en mi pueblo únicamente se cazaba la menor, pues la presencia de reses era nula y los jabalíes se mantenían bien a raya por el daño que ocasionaban a la agricultura. Pedro tenía rehala y tras asentarse aquí se trajo los perros. Mi padre junto a Julio Bayán le acompañaron en las monterías durante algunos años, hasta que decidieron crear una rehala por su cuenta. 

Por entonces cualquier perro funcional era recogido, indistintamente de su raza, y es que, cuando aún iban con la barriga arrastro ya acompañaban a las cabras a la sierra, lo que hace que a diferencia de hoy día los perros estuviesen al 100% de su capacidad física los 365 días del año, evitando así los males mayores que ocasionan las primeras jornadas cinegéticas de cada temporada.

Desde que tengo uso de razón, han sido muchas las razas que han pasado por nuestras manos y las modalidades que he practicado, utilizando cada una de ellas para el mejor desarrollo de  su trabajo. En la caza en madriguera hemos tenido Teckel, Jagd Terrier y Fox Terrier, perros creados principalmente para trabajar bajo tierra y con un enemigo en común, el zorro. Para la caza menor han sido muchas las razas que hemos probado, desde podencos andaluces, portugueses, canarios, ibicencos, manetos... o perros de rastro como Beagles, Basset leonados de Bretaña o Petit vendeano, pasando por los perros de pluma como son el Spaniel Bretón, el braco o el tan polivalente Dracthaar.
Actualmente el 90% de nuestros canes son dedicados a la caza mayor, por lo que hablaremos también de perros de rehala como podencos, naveños, valduezas, paternas, alanos, dogos... además del amplio abanico de razas de rastro utilizadas en la actualidad para la montería española y otras modalidades del panorama nacional. 

Espero que esta breve introducción despierte vuestra curiosidad, os esperamos cada mes en la sección Canes, para hablar más en profundidad de todas y cada una de las diferentes razas y de las principales modalidades para las que se emplean, así como de cuidados, instalaciones, transporte, adiestramiento, y preparación de nuestros fieles compañeros de campo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario