lunes, 14 de septiembre de 2020

Del campo a la mesa, con Sofía Bienes

Codornices escabechadas

Ser amante del campo y de la naturaleza, ¿qué significa realmente?

Amar a los animales, al campo, cuidarlo, respetarlo, sacar el mayor provecho de él, sembrarlo, recogerlo y alimentarte. 

Forjar valores a partir de ello, educarte y escuchar a la propia naturaleza.

Sentir el aire limpio en tus pulmones, respirar tranquilidad, sentir el tacto de las siembras, de tu fiel compañero de cuatro patas a tu lado.

Para mi, significa eso, sentirte libre, y sobretodo cerrar círculos.

En esta sección me gustaría mostraros un trocito de mi, de lo que significa para una persona amante de la naturaleza y de la gastronomía, que la han educado alimentándose de lo que el campo le daba, de lo que plantaba y de cada pieza cobrada.

Con esta sección me gustaría trasladar un poco de la ilusión que me da poder cerrar esos círculos, valorar una buena comida o cena rodeada de personas con las que compartas tus jornadas en el campo, las emociones de esos pasos antes del lance, de la felicidad al cobrar la pieza, y de darle el respeto que merece, una celebración.

Ahora que estamos en septiembre, temporada de menor, me gustaría compartir con vosotros una de las recetas tradicionales de estas aves que durante generaciones hemos compartido en mi familia: codornices escabechadas.

Para ello necesitaremos: seis codornices; Aceite de oliva virgen extra 125 ml; vino blanco 125 ml; vinagre 200 ml; Zanahoria 125 g; Cebolla 125 g; Diente de ajo 3; Tomillo fresco 1 rama; Perejil, 1 rama;
Laurel; Pimienta negra en grano; Sal al gusto.

Las codornices se limpiaran (grasillas y plumas). Al principio os costará un poco, pero el sabor que tendréis en el plato os hará querer repetir este plato hasta tener un máster!

En una cazuela calentamos el aceite para dorar las codornices, después las retiramos para luego.

Quitamos de la cazuela parte del aceite y añadimos las zanahorias peladitas y en rodajas, cebolla picada en trozos grandes con el tomillo, el laurel, el perejil y los dientes de ajo, los granos de pimienta y las codornices de nuevo, rehogando todo junto durante doce-quince minutos a fuego medio.

Después añadimos el vino blanco y el vinagre, el agua hasta que cubra las codornices y se cuece todo junto y tapado a fuego lento durante una hora. Os recomiendo acompañarlo con unas verduras al horno. 

Que aproveche este plato sencillo y delicioso que tanto nos recuerda a lo que más nos gusta.


Sofía Bienes para www.territoriocinegetico.com

Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario