sábado, 28 de diciembre de 2019

De barrera a barrera

Juan Antonio Rubiales, JOCAEX.
Hoy entrevistamos a Juan Antonio Rubiales, presidente de JOCAEX.

TC. Muy buenas Juan Antonio, cuéntanos de ti. ¿De dónde eres?

JAR. Soy extremeño de pura cepa, de un pueblo al sur de Extremadura lindando con las estribaciones de sierra morena, llamado Llerena.


TC. ¿De dónde te viene tu pasión por la caza?

JAR. Mi pasión por la caza me viene desde pequeñito, de siempre en mi casa ha habido temas de caza y en mi familia en general también, ya que mis abuelos han sido cazadores y mis tíos y padre también. De pequeño con tan solo cinco o seis años ya iba con mi abuelo Manolo a puesto fijo o con mi padre a los zorzales.


TC. ¿Cuál es la modalidad que más te gusta?

JAR. La modalidad que más me gusta en estos momentos es la caza con rehala en montería, aunque me gustan todas y cada una de las diferentes modalidades de caza exceptuando la perdiz con reclamo, ya que nunca la he realizado. Cada modalidad te da unas emociones y unas sensaciones indescriptibles, cada lance es totalmente distinto e inigualable.


TC. Eres el actual presidente de JOCAEX. ¿Cómo es tu día a día en la Asociación?

JAR. Mi día a día en la Asociación no es otro que movernos y luchar por lo que más nos gusta e intentar lidiar cada minuto con esos detractores que quieren que la caza desaparezca, pero aquí estamos nosotros para que esto no ocurra, luchando día a día, la verdad que tenemos un grupo bastante bueno en la directiva, en la cual aportamos todo lo que podemos y trabajamos bastante bien, estoy orgulloso de mi equipo, en el que nadie es más que nadie y todos remamos en la misma dirección.


TC .¿Qué actuaciones lleváis a cabo desde JOCAEX?

JAR. Desde JOCAEX llevamos diferentes actuaciones, siempre por el bien de nuestro sector, vamos a diferentes ferias de caza, realizamos talleres con niños y niñas (recuerdo que nuestra Asociación cuenta con más de 800 socios, con una edad comprendida entre los 14 y los 30 años). En las RRSS nos movemos bastante bien gracias a Guadalupe, apoyando siempre a compañeros que se encuentren en problemas, actualizando datos, dando información necesaria...
El pasado nueve de marzo tuvimos la tradicional tirada-convivencia. Llevamos con esta iniciativa tres años y la verdad, que tiene bastante buena aceptación, la gente sale muy contenta de ellas, ya no por la cantidad de caza que se abate, sino por la convivencia que luego realizamos con una cena para que todos los asistentes debatan sobre la jornada de caza y sobre todo sobre las diferentes modalidades de caza en toda la geografía extremeña. A esta tirada viene gente de todos los lugares de Extremadura, desde Hervás al norte de Cáceres, hasta de Oliva de la Frontera, al sur de Badajoz.
También una de nuestras paradas es una prueba de trabajo de podencos a diente que llevamos realizando dos años consecutivos, la cual reúne a bastante podenqueros de las diferentes zonas.
También es verdad que cuando más activos estamos es cuando NO estamos en época de veda.


TC. ¿Qué incidencia tiene el sector cinegético en Extremadura?

JAR. En Extremadura es brutal, tanto directa como indirectamente. Genera un total de 385 millones de euros anuales, ya sea por el sector cárnico, licencias, permisos, armas, munición, ropa, hostelería, catering, gasolineras, puestos… Aunque también sin centrarnos en el tema económico podemos ver como una buena gestión de la caza evita enfermedades, como por ejemplo la tuberculosis, o al menos la mantiene más controlada o simplemente el hecho de restarle animales a una finca por la que cruce una carretera disminuya el número de accidentes de tráfico.


TC. Nos relatas brevemente ese lance o vivencia cinegética que más te haya marcado.

JAR. Hará cuatro años monteábamos la finca “Osa bastiana”, empezamos a batir la mancha y de repente los perros dan con los guarros en una preciosa umbría, a más de 500 metros consiguen parar al jabalí y sucede el agarre, había puestos cerca y el jabalí chillaba, intuíamos que era una cochina y que algún puesto iría a su remate, pero al cabo de los 10 minutos ahí seguían los perros con el jabalí. Me decido a acercarme al lugar, mi sorpresa fue al llegar al agarre que un puesto estaba justo a 15 metro del lugar, llego al agarre y veo un gran macareno que solo tenía 5 perros para poder pararlo, a continuación lo pincho y me echo hacia atrás, ya que el guarro se revolvió hacia mí y no tenía la suficiente fuerza de perros para sujetarlo, pues ninguno de estos perros era de agarre, acto seguido el hombre del puesto que viene detrás de mi pincha al jabalí en su parte trasera y yo me tiro encima para rematarlo y dar fin al agarre. Me da la enhorabuena y se marcha a su puesto.
Llegan amigos rehaleros y nos hacemos fotos con el jabalí y les cuento como paso todo, seguimos con la marcha y acabamos la montería, aún nos faltaban perros por llegar al carro y nos quedamos esperándolos así que le digo a un amigo que se encontraba en la junta que le eche un ojo al guarro y que el veterinario fuese haciéndole los papeles para ir agilizando y marchar de la finca cuanto antes. Mi sorpresa es cuando llego a la junta y el hombre del puesto dice que el guarro tenía un tiro pegado y que era suyo, el jabalí no tenía rasguño alguno cuando nos hicimos la foto y de repente le sale un tiro en todo el codillo. El orgánico actúa de oficio y la orgánica se queda la boca del jabalí, pero bueno, yo me quedo con la faena que hicieron mis perros y en mi memoria esta mi primer gran jabalí rematado a cuchillo, de hecho tengo una réplica en casa de esa boca.


TC. En la actualidad se tilda a la caza de no estar dentro de los gustos de los más jóvenes. ¿Cuál sería tu alegato? 

JAR. Creo que la caza está de nuevo entrándole el gusanillo a los más jóvenes, en mi caso ,por suerte, me muevo por muchas zonas de Extremadura, tanto como con el fútbol como con la caza, y al entablar conversaciones con mis rivales o simplemente con observar o escuchar en las juntas de las monterías, cada vez somos más los jóvenes que se ven o que se interesan por monterías, ganchos o batidas, ya sea de caza mayor o de caza menor. De todas formas para eso existen asociaciones como JOCAEX, JOCAN, JOCAMA... que luchamos para que este bonito deporte llegue a los más pequeños e inculcarles unos valores que quizás en sus casas sentados delante de un ordenador o de una Play station nunca podrían experimentar o simplemente saber que están ahí.


TC. ¿Qué futuro crees que le depara a la caza?

JAR. Ahora mismo la verdad que me encuentro en parte bastante decepcionado con la cantidad de accidentes que estamos teniendo o que últimamente salen a la luz. Desde las diferentes asociaciones hemos realizado una iniciativa de seguridad en la caza en la cual directivos, socios o gente relacionada con este mundo nos manda o mandamos vídeos dando algunos consejos para evitar de la mayor forma posible que estos accidentes ocurran.
En cuanto a la caza en general es verdad que no pasa por su mejor momento debido en muchos lugares a las enfermedades o la predación. Debemos estar todos unidos y remar en la misma dirección. Cuidar, respetar y sentir el trabajo que realizamos por nuestros animales, teniendo una buena gestión de cotos, teniendo mucha mucha prudencia en las RRSS, no tirarnos piedras en nuestro propio tejado, ayudándonos en todo lo posible concienciando a la gente que esto no es solo matar, que el disparo es lo de menos, que antes de eso tenemos mucho trabajo por delante.


Juan Antonio Rubiales, JOCAEX para www.territoriocinegetico.com








Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario