martes, 17 de diciembre de 2019

Tiempos de caza, con Nuria Díaz

LA MUJER EN LA CAZA.


Desde que el mundo existe, la caza ha sido una herramienta de subsistencia para el ser humano, por supuesto, sin distinción de género. Hace miles de años, no se paraba a pensar las diferencias entre un hombre o una mujer, todos necesitaban este instrumento para poder desarrollarse. A pesar de las diferencias fisiológicas, lo que supone que los hombres siempre han sido más fuertes, las mujeres, por igual han ejercido esta actividad desde tiempos inmemorables.



Hoy en día, en pleno siglo XXI, somos muchas las mujeres que practicamos la caza. Pero también son muchas las trabas que nos impone la sociedad. Empezando por la cantidad de críticas que recibimos a diario por el simple hecho de ser mujer y cazadora. ¿Qué problema hay? ¿Por qué soy menos que un hombre y cazador? 

Hasta hoy mismo me llueven los mensajes plenos de insultos y amenazas graves, provenientes de ignorantes que no tienen ni idea de la vida. ¡Debemos hacer algo!


Practicar la caza de por sí, está mal visto ante gran parte de la población. Pero resulta bastante curioso que esas críticas vengan de mujeres hacia mujeres. Irónico, ¿no? Hablan de igualdad, sin embargo, no la conocen. Por esto, es nuestra obligación defender esta actividad como el último de nuestros legados y distinguir que la caza no conoce de géneros. No basta con poner nuestras caras en las redes, sino evitar que nuestros mensajes se distorsionen en muchas ocasiones y reflejemos la verdadera cara de la actividad cinegética, desde lo necesaria qué es hasta el punto ético de esta.

Lucho a diario por la integración de las mujeres en este mundo para no tener que recibir el acoso constante ante un derecho que tenemos y que hemos decidido ejercer. Me he rodeado de hombres desde que tengo uso de razón, pues desde pequeña he salido al campo a cazar y la mayoría de las veces era yo la única chica. Nunca me ha sido un problema, todo lo contrario, me aceptaron como uno más y se alegraban de que yo estuviera ahí. Me han enseñado a amar la naturaleza, a los animales y a conocerme a mí misma. Y esta es la vida que quiero y por la que voy a luchar. 

Actualmente y gracias a Dios, cada día es más inusual no encontrar figuras femeninas en una jornada de caza. Casi me atrevo a decir, que alguna vez nos igualamos en cuanto al número de mujeres y hombres en cualquier cacería. Para mí es una alegría enorme compartir jornadas con mis compañeras al igual que con ellos y ser partícipe en redes sociales de comunicar la importancia del papel de la mujer en la caza. 

La actividad cinegética, no se trata de un hobby de hombres como muchos piensan. Debemos aprender a no tener miedo por hacer lo que nos gusta. Vivir un estilo de vida diferente, no debería influir a compartir experiencias cinegéticas con nuestros familiares, parejas o amigos. ¿Por qué no ser nosotras quién enseñemos al resto del mundo a amar el campo? Hacer ver a todos aquellos que ignoran por completo la naturaleza, que el cazador es el mayor amante de los animales.

Me alegra ver noticias a diario, del incremento de licencias de caza pertenecientes a mujeres durante los últimos años, aunque es un proceso lento, estamos consiguiendo quitarnos ese tabú. Una de las cosas más bonitas que he podido experimentar, es ver que ya no soy la excepción entre un grupo de cazadores, sino que soy una compañera más entre un gran número de cazadoras. 

Lamento decir que aún queda mucho por hacer y trabajar en cuanto a este tema, pero resurjo diciendo que la mujer tiene mucho que aportar en el sector cinegético. No debemos tener miedo, ni permitir que nadie nos hunda, sino normalizar algo que es normal. Apoyarnos en el colectivo, disfrutar cada salida al campo por breve que sea, inculcar estos valores a nuestra descendencia, ser felices sin escuchar prejuicios, porque si algo tengo claro, es que a esta vida se viene a ser feliz. Y yo soy feliz siendo mujer cazadora. ¿Y tú?


Nuria Díaz para www.territoriocinegetico.com









Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

1 comentario:

  1. Te aplaudo por el sentimiento que tienes de la caza y lo bien que lo expresas. Enhorabuena. No la dejes nunca. ¡VIVA LA CAZA!

    ResponderEliminar