lunes, 25 de enero de 2021

A tiro, por Raquel Donaire

 ¿Vamos bien equipados a las monterías?

En montería no solo es normal que tengamos que disparar sobre un animal en movimiento, sino que es frecuente que tengamos que resolver lances de todo tipo ,y todos ellos muy difíciles e inolvidables. La rapidez es la clave en los momentos que solo tenemos tiempo de encarar el rifle y disparar. A veces tan solo un tiro, por lo que tenemos que tener un gran manejo con nuestro rifle.

A la hora de elegir un rifle hay que probar distintas cualidades: poder encararlo rápidamente, apuntarlo y recargarlo con la mayor rapidez posible que nos indique el momento. Además, tiene que poseer un sistema de repetición rápido y fiable con el que nos sintamos a gusto a la hora de tener nuestra jornada de caza. El peso también tiene que ser acorde a nuestras medidas anatómicas, no por elegir uno más ligero nos va a ir mejor que uno pesado. El rifle tiene que ser cómodo y manejable por el cazador, ya que todos los cazadores tenemos distintos gustos y distintas formas de ser. Al tener menos peso suele generar mayor retroceso, por lo que hay que tener en cuenta esta cualidad a la hora de elegir nuestro
rifle .

TIPOS DE RIFLES:

Cómo ya sabéis la mayoría, tenemos diferentes mecanismos adecuados a todos los cazadores.

Encontramos:

Rifles Semiautomáticos. Tienen el sistema de repetición más rápido y útil para cazar en montería . Este rifle viene muy bien para tiros rápidos y, sobre todo, para ejecutar el tiro en en cortaderos .

Rifles de repetición manual con sistema de cerrojo. La mayoría de cazadores buscan utilizar el mismo arma para cazar en todas las modalidades de caza mayor posibles (recechos, monterías, esperas, etc). Por lo que recurren a este rifle, ya que es muy polivalente en el mundo de la caza .

Rifles de dos cañones basculantes. La gran cualidad de este rifle es que permite disparar muy rápido dos tiros.

En mi opinión cualquier rifle es valido siempre que su diseño nos permita encarar y recargar rápidamente el arma .


LOS CALIBRES EN CAZA MAYOR:

Se denomina el calibre a la manera de llamar el diámetro de la bala en relación al largo de la vaina con cifras expresadas en milímetros.
La elección de un calibre se convierte en un auténtico jaleo, incluso para las personas corrientes de armas de fuego. Podemos encontrar cientos de calibres, todos ellos diferentes según sean utilizados en armas con cañones de ánima lisa o rayada. Es decir, según posean estriamientos en sus cañones o no.

Existen varias maneras de expresar el calibre. En Europa los calibres se muestran como dos cifras separadas por el signo “x” que se corresponden con las dos medidas mencionadas anteriormente (por ejemplo 8x57 mm), mientras que el sistema anglosajón define el calibre mediante cifras expresadas en centésimas o milésimas de pulgada junto a la marca del arma para la cual se destina la bala (por ejemplo, 308 Winchester).

Nos centraremos principalmente en la montería y en su especie estrella, el jabalí.
Al utilizar en una montería un arma que nos permita encarar y disparar rápido. Por otro lado, sería conveniente disparar una munición que sea lo suficientemente potente acorde con el calibre, para que sea capaz de abatir a la pieza. Generalmente las personas suelen creer que la mayor potencia es siempre abatir un animal y no obviamente no es así. Las heridas que provoca un proyectil de rifle son el resultado de la cesión de energía de la bala en el cuerpo del animal y esta cesión de energía depende a su vez de la capacidad que tiene la bala para expandir correctamente y frenarse dentro del cuerpo a medida que lo atraviesa.


Actualmente, un cartucho más potente, como el .300 Win. Mag. Si se utiliza con una bala poco expansiva puede ser menos efectivo que otro del .30-06 que dispare una bala muy expansiva.

Hay personas que se compran un 9,3×62 o un .338 Win. Mag. porque están hartos de pistear jabalíes con otro rifle menos potente, los usan con balas muy pesadas y al final se desesperan porque tampoco consiguen resultados.

Por otro lado, es muy importante aclarar, que cuando una bala expande bien, es cuando se deforma en forma de hongo. A medida que la bala penetra en el cuerpo de la pieza sin que pierda mucho peso porque se fragmente. Ya que cuando esto sucede está comprobado que se produce la mayor eficacia de energía en la pieza y, por tanto, la bala causa heridas de mayor importancia, acabando así con el abate del animal de forma mucho mas rápida y eficaz.

Raquel Donaire para www.territoriocinegetico.com



Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

Solognac y www.territoriocinegetico.com a golpe de clic

No hay comentarios:

Publicar un comentario