viernes, 26 de marzo de 2021

Tiempos de caza, de la mano de JOCAEX

LA REHALA, PARTE ESENCIAL EN LA MONTERÍA

La caza no me viene de familia, me viene de mi pareja, la caza con rehala. No sabia lo que era la caza y por suerte, me adentré en una de las modalidades más bonitas que hay, es una cosa inexplicable el trabajar el monte con los perros.

La rehala es el equipo de perros utilizados para la caza de montería. Está compuesta por entre 15 y 20 perros de distintas razas dirigida por un perrero/a o rehalero/a.

Tiene un papel fundamental y protagonista en la montería, regalándonos momentos, e imágenes insólitas.

Las funciones de la rehala en una montería son la búsqueda, el levante y la persecución de reses y jabalíes hacia las posturas.

Montear con los perros es vivir la montería desde dentro: patear el monte, escuchar las ladras…

Es el rehalero/a él/la que empiezan la montería mucho antes del alba y los que la acaban, con suerte, ya muy entrada la noche, recogiendo perros. Porque si hay algo triste para él/la rehalero/a es irse a casa dejando a alguno de sus perros en el monte.

Este es el tipo de caza que llevamos dentro los/as rehaleros/as, que está basado en un amor incondicional por los perros, a los que cuidamos con gran dedicación los 365 días del año. Son cosas compatibles cazar y amar a los animales.

Los perros de rehala suelen llevar dos tipos de collares, uno de adiestramiento y otro identificativo. En el collar identificativo se refleja el nombre de la rehala a la que pertenece el perro y uno o dos números de teléfono a los que hay que llamar si el perro estuviera perdido. Es de gran ayuda para el rehalero/a que si se coge un perro de rehala se de aviso a estos números de teléfonos para tener localizado al perro.

No obstante, no todo es cazar en una rehala, pues es muchísimo el trabajo que hay detrás de ella.

El cuidado de los perros es diario; comida, limpieza, desinfección, vacunación, desparasitación, etc. Sin dejar atrás los cuidados veterinarios. También dentro del cuidado de los perros entra el tener unas instalaciones adecuadas a ellos que dispongan de agua y luz.

Durante los cinco meses de caza disfrutamos con los perros en el monte, pero es ahora cuando ya está acabada la temporada cuando seguimos disfrutando y cuidando de ellos esperando otra vez el ansiado octubre.

Esta afición se traduce en una gran dosis de ilusión, mucha dedicación y sacrificio.

La rehala sólo se puede entender desde la pasión por los perros y por la caza, no desde el interés económico.

JOCAEX está llevando a cabo una campaña “Morralero por un día" que va dirigida a todos aquello que quieran conocer por primera vez de cerca la caza, sus sensaciones, su ambiente, etc. Desde aquí ánimo a todos aquellos a que prueben está maravillosa modalidad.

Sin rehalas, no hay montería.


M Ángeles Ayuso Segovia para www.territoriocinegetico.com


Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

Solognac y www.territoriocinegetico.com a golpe de clic

No hay comentarios:

Publicar un comentario