miércoles, 10 de febrero de 2021

Solognac, con Bea Alcoya

 LA CAZA SIEMPRE ES CAZA

Febrero, el mes en el que todo termina y al mismo tiempo todo comienza.

Algunos todavía tenéis el privilegio de poder salir de caza, otros como los riojanos hace ya unas semanas que tuvimos que parar nuestra actividad, este año antes de lo previsto, el Covid19 nos está cambiando los planes cada día que pasa.

Pero me planteo una pregunta, bueno en realidad os planteo una pregunta. ¿Creéis que la caza acaba cuando nos toca guardar nuestras armas en casa o pensáis que la caza para un cazador es una actividad intrínseca que realizamos en cada acto de cada día de nuestras vidas?

Los que me leéis más asiduamente ya conocéis mi pasión por el romanticismo cinegético, la caza forma parte de mi día a día y como no podía ser de otra manera yo soy de las que piensa, que aunque la temporada de caza, arma en mano, tenga sus fechas de inicio y fin estipuladas, los cazadores practicamos la caza todo el año y febrero puede ser un buen mes para comenzar esta práctica acompañados de nuestros hijos, de nuestra pareja, de nuestra familia.

¿A qué me refiero con esto? Preparar una salida al monte, una tarde de merienda-cena (como se dice por aquí), en mitad de un laderito, prismático en mano es un buen plan para cualquiera que le guste disfrutar de la naturaleza, pero los cazadores vamos mas allá, vemos lo que pocos ven, el rastro, las huellas, los arboles pelados, las charcas sobadas, esas pequeñas cosas que nos diferencian de un senderista al uso.

¿Pero conocéis la importancia de llevar un buen equipamiento para estas mini salidas monteras? 
El calzado es fundamental siempre que salimos al campo, una bota que nos sujete el tobillo, nos de resistencia a cualquier tipo de vegetación, nos mantenga los pies calentitos y aislados del agua, es siempre una buena elección, características básicas para tener una buena bota y poder adentrarnos en nuestros montes para descubrir lo más bonito de la caza, ver la vida.

Pero esto no es suficiente si no llevamos unos buenos prismáticos, no unos prismáticos de principiante, no me refiero a esos, me refiero a unos prismáticos que te permitan ver al atardecer, unos prismáticos con los que no te pierdas absolutamente ningún detalle en las horas de menos luz, que como sabréis, si sois cazadores, son las horas de mas actividad para los animales.

Pero qué sería de una salida montera sin un buen picnic. Todos sabéis que una merienda o almuerzo en el campo, sabe mejor, un buen taco preparado con cariño es manjar de dioses si se disfruta a la luz del atardecer después de un buen paseo, pero para que podáis ir cómodos y transportar todo esto de la mejoro manera, es recomendable llevar una buena mochila, con una capacidad más o menos grande, para poder meter todo lo necesario sin que nos falte nunca un chubasquero, elemento que siempre debemos llevar en nuestro equipaje, siempre preparados por si la lluvia nos sorprende.

No sé si os estará pasando lo mismo que a mí, pero mientras escribo ya me dan ganas de salir al campo y vivir la caza.

Feliz febrero.

Vístete con Territorio Cinegético
Visita nuestra marca en www.territoriocinegetico.com

Solognac y www.territoriocinegetico.com a golpe de clic

No hay comentarios:

Publicar un comentario